Datos de ejercicio para niños

Los niños con sobrepeso están en riesgo de desarrollar problemas de salud. Los niños sedentarios tienen muchas mayores probabilidades de volverse obesos, lo que puede llevar a diabetes, pubertad temprana y otros problemas relacionados con el peso. El ejercicio regular puede ayudar a los niños a mantenerse o volverse saludables.

Beneficios

Los niños reciben beneficios del ejercicio de muchas formas. Experimentarán una habilidad mayor para enfrentarse con el estrés físico y emocional de la vida diaria. También, se quemarán las calorías consumidas, así que los niños se beneficiarán de una reducción de grasa corporal y una mejor imagen. Los riesgos de la presión sanguínea alta, diabetes tipo 2 y niveles de colesterol sanguíneo se reducen con ejercicio. La actividad física también ayuda a los niños a fortalecer huesos y músculos.

Tipos de ejercicios

Los niños pueden comprometerse en muchas actividades que trabajen la resistencia cardiovascular, fuerza y flexibilidad. Estas actividades pueden incluir caminar, saltar, deportes organizados, ciclismo o simplemente jugar a las escondidas, así como cualquier otro movimiento repetitivo que aumente el ritmo cardíaco por un periodo extendido de tiempo.

Frecuencia y duración

Los niños deberían ejercitarse con tanta frecuencia como sea posible. La American Heart Association sugiere que los niños de dos años de edad y mayores deben ejercitarse al menos de 30 a 60 minutos al día. Este tiempo no tiene que ocurrir en una sesión única. Los niños pueden correr y jugar en varias sesiones que en conjunto completen 30 minutos o más.

Intensidad

El ejercicio que produce beneficios físicos debería realizarse a intensidad moderada o vigorosa. De acuerdo con Centers for Disease Control, el ejercicio moderado es aquella actividad equivalente a caminar a un paso rápido, gimnasia, ballet o softbol. La actividad vigorosa es el equivalente a la mayoría de los deportes competitivos, saltar cuerda, trotar o correr.

Motivar a los niños a ejercitarse

Los adultos deberían hacer su mejor esfuerzo para que la actividad física sea divertida para el niño. Esto motiva la continuación de un estilo de vida activo hacia la vida adulta. Participar con tu hijo o poner el ejemplo mediante tu propia forma de ejercitarte es una excelente manera de motivarlos a llevar una vida activa. Limita la cantidad de tiempo que se les permite a los niños pasar en actividades sedentarias como la televisión y los juegos de video.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia hunter | Traducido por arcelia gutiérrez