Datos sobre diuréticos naturales y embarazo

El embarazo es una experiencia única en la vida de una mujer. Durante este período gestacional de 40 semanas tu cuerpo experimentará varios cambios. Es importante manejarlos de forma efectiva. Durante este tiempo es común e inevitable que exista retención de líquidos o edema debido a los cambios hormonales y el aumento de circulación de fluidos. Por medio de una dieta equilibrada y sana existen formas de minimizar los efectos de la retención de líquidos. Los alimentos diuréticos por naturaleza pueden ser de ayuda y son fáciles de encontrar.

Antecedentes médicos

El edema leve es normal y se ve comúnmente en manos, pies y tobillos. Sin embargo, si tienes el rostro hinchado, aumentas rápido de peso y tienes la presión sanguínea alta debes recibir atención médica ya que estos síntomas pueden deberse a un problema serio, como la pre-eclampsia. Este es un problema con riesgo de muerte y debe tratarse rápidamente ni bien aparezca.

Diuréticos

Los diuréticos medicinales, como la furosemida, pueden tener un papel importante en el tratamiento de la retención de líquidos ya que el objetivo es que el riñón excrete más orina. Durante el embarazo no existen demasiadas opciones médicas debido al riesgo de daño fetal. Los diuréticos naturales de los alimentos pueden ser parte de la solución cuando los medicamentos no son una opción. Además proveen beneficios extra nutricionales para ti y tu bebé ya que las frutas y verduras contienen fibras, agua, vitaminas, minerales y electrolitos.

Agua


Bebe agua para orinar más.

El diurético más natural y conocido es el agua. La importancia de tomar los ocho vasos de agua recomendados por día se debe a que ayuda a estimular los riñones para que eliminen el líquido extra que hay en el cuerpo. Controla tu consumo diario de sodio debido a que éste fomenta la retención de líquidos. Evita comer alimentos procesados como quesos y carnes curadas con sal, que están llenas de sodio. Añade varias frutas y verduras a tu dieta, esto afectará de forma directa la retención de líquidos relacionada con el embarazo.

Verduras y hierbas

Come frutas y verduras que tengan un alto contenido de agua, como por ejemplo el apio, las zanahorias, los pepinos y las cebollas. Los científicos han descubierto que el apio y sus allegados (es decir, las zanahorias, el perejil, el hinojo y el eneldo) contienen compuestos activos conocidos como ftalidos. Los ftalidos tienen propiedades antihipertensivas y relajan los vasos sanguíneos, permitiéndoles dilatarse. El pepino también es una fuente ideal ya que está compuesto por un 96% de agua y sus semillas son especialmente diuréticas. Añade berro, que contiene un 93% de agua, a las sopas y ensaladas; éste contiene muchas vitaminas, electrolitos y minerales, incluyendo vitamina A, C, E, ácido fólico, potasio, calcio y hierro.

Frutas

La sandía es una de las frutas que más se consumen en el verano debido a que es naturalmente refrescante y está compuesta por un 92% de agua. También contiene compuestos que ayudan al sistema circulatorio. Estos compuestos ayudan a relajar los vasos sanguíneos y, en consecuencia, ayuda a disminuir la presión sanguínea, lo que permite que los fluidos circulen mejor. Las frutas cítricas, las bananas y la piña son todas fuentes de vitamina C.

Consideraciones

Recuerda que manejar bien el edema asociado con el embarazo no sólo depende de tu alimentación, sino también de tu nivel de actividad.

Más galerías de fotos



Escrito por leslie arthur | Traducido por noelia menéndez