Datos acerca del entrenamiento en caminadora

Los estadounidenses gastan más de 2 billones de dólares al año en caminadoras, convirtiéndose en una de las máquinas de ejercicio más populares que existen, según Club Industry, una página web para profesionales del negocio de la salud. La caminadora ofrece un ejercicio completo, sin necesidad de que el usuario requiera de poseer mucha habilidad o coordinación. Tanto principiantes como profesionales pueden mejorar su nivel de salud. Maximiza tu ejercicio en la caminadora haciendo uso de las funciones que esta máquina te puede ofrecer.

Características

La caminadora tiene una rampa o cinta, sobre la cual puedes caminar, trotar, o correr a velocidades que van desde 1 hasta las 15 mph. La inclinación de la rampa también es ajustable desde un porcentaje de 0 hasta 15 grados. Algunas caminadoras especialmente diseñadas permiten el usuario caminar en una inclinación hasta de un 30 por ciento. La mayoría de estas máquinas ofrecen al usuario la habilidad para programar su peso y su edad para calcular las calorías que están quemando. La consola usualmente presenta las millas recorridas y la velocidad promedio.

Potencial

Dado que puedes ajustar la velocidad y la inclinación, el ejercicio sobre la caminadora puede variar desde muy fácil, hasta extremadamente difícil. Un ejercicio para principiantes puede ser tan sencillo como realizar una caminata a una velocidad de 13 mph con una inclinación del 0% durante 10 minutos, aumentando poco a poco la dificultad con el paso de algunas semanas. Con el tiempo puedes realizar caminatas más rápidas, trotes ligeros o correr cuesta arriba para incrementar tu capacidad aeróbica.

Entrenamiento cuesta arriba

Si eres un caminante que quiere evitar el impacto que causa el correr, puedes incorporar algo de altitud para crear una ejercicio con mayor dificultad que se enfoca sobre los músculos de los glúteos y de los tendones. Correr cuesta arriba quema muchas calorías y mejora tu resistencia en general, si te vuelves eficiente corriendo cuesta arriba, por ende te volverás más eficiente cuando corras sobre una superficie plana. Si estás utilizando una caminadora para ejercitarte durante el invierno, correr cuesta arriba te ofrece un ejercicio muy parecido al que podrías realizar estando en la intemperie. Puedes empezar a un paso constante durante una media hora a una inclinación ligera, o realizar repeticiones con diferente altitud alternando entre correr sobre una superficie plana por un tiempo y después a una inclinación de un 6% o más durante otro tiempo.

Entrenamiento de velocidad

La caminadora es una manera fácil de incluir el entrenamiento Fartlek, o de intervalos de velocidad, en tu ejercicio. Los intervalos de velocidad varían en duración desde los 5 segundos hasta los 3 minutos y te ayudan a mejorar tu capacidad pulmonar y tu velocidad en general cuando corres a un ritmo constante. Aunque puedes realizar intervalos de velocidad, la caminadora lo vuelve más fácil debido a que simplemente tienes que ingresar la velocidad a la que quieres caminar o correr y tratar de mantener el paso sobre la banda.

Beneficios

Una mujer de 150 libras, corriendo a una velocidad de 6 mph durante 10 minutos, quema alrededor de unas 550 calorías. Si sube su inclinación a un 5%, esa cantidad de calorías se incrementa hasta unas 800 calorías. El número total de calorías quemadas es al final el resultado de tu eficiencia al correr, la velocidad a la cual puedes correr, así como tu masa corporal. Sin embargo, minuto por minuto, la caminadora ofrece una de las mejores formas de quemar calorías en el gimnasio. Sin importar que corras o que camines sobre la caminadora, puedes fortalecer y tonificar los músculos de tus pantorrillas, de tus caderas y de tus glúteos. Los ejercicios sobre la caminadora también contribuyen a la salud cardiovascular y a mejorar el funcionamiento de tus pulmones.

Consideraciones

Correr sobre una caminadora es usualmente más amable con las articulaciones que correr sobre una calle pavimentada, pero si sufres de artritis o si tienes una cantidad significativa de sobrepeso, caminar probablemente sea la mejor manera de iniciarte al ejercicio minimizando la presión sobre tus articulaciones. Llevar zapatos fabricados específicamente para correr te ayudará a prevenir el dolor en la espinillas, problemas con la planta del pie y otras formas de incomodidad. A los ejercicios sobre la caminadora, al igual que correr en el exterior, debes aproximarte gradualmente o de otra forma te arriesgas a lastimarte. Cuando incorporas intervalos de alta intensidad sobre la caminadora, debes darte por lo menos un día de descanso entre ejercicio para poder reparar y recuperar tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por reyes valdes