Cómo darte cuenta si tu hija adolescente roba

Los adolescentes se involucran en cosas riesgosas por una diversidad de razones. Es probable que un adolescente que robe esté buscando llamar la atención de sus padres o puede estar expresando emociones incómodas, según la American Academy of Child & Adolescent Psychiatry. Observa con cuidado las señales y síntomas del comportamiento de tu hija adolescente para determinar si puede estar robando.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Registra la habitación de tu hija. Si empiezas a encontrar cosas de valor y no existe explicación respecto de dónde adquirió esas cosas o cómo las pagó, esto puede indicar que fueron robadas, según la jefatura de policía de San Diego. Las cosas que un adolescente puede acumular si comienza a robar o hurtar en tiendas pueden ser ropa nueva, accesorios, aparatos electrónicos, cosméticos y joyas. Es posible que ponga excusas y diga que las cosas son regalos.

  2. Busca las etiquetas de precio y envoltorios de productos que pueda haber tirado. Un adolescente que roba tendrá que deshacerse de basura. Es probable que intente esconder estas cosas en la basura o pueda guardarlas para intentar esconderlas de ti. Es muy probable que las etiquetas de precios sean de cosas caras que tu hija no puede haber comprado.

  3. Fíjate en el comportamiento de tu adolescente cuando se va de la casa. Los adolescentes que comienzan a hurtar en tiendas o robar, en general necesitan pasar las cosas a escondidas a la casa. Pueden comenzar a irse de la casa con carteras grandes o incluso bolsas vacías y volverán con las bolsas llenas de cosas. Pueden comenzar a usar un abrigo enorme y ropa suelta para esconder las cosas robadas y transportarlas dentro de la casa.

  4. Observa a tu hija cuando tenga la oportunidad de robar. Si tienes buen ojo puede que te permita ver a tu hija cometiendo un robo, sugiere la psicóloga Michele Borba de Education.com. Fíjate que tu hija no meta cosas en su bolsillo o cartera. Quizás también adviertas que toma cosas que le pertenecen a otras personas, incluyendo amigos y familiares.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por noelia menéndez