Cuándo darse por vencido con el entrenamiento de orinal

Todos los padres quieren que sus hijos dejen de usar pañales lo más rápido posible. Es excitante cuando los niños comienzan el entrenamiento de orinal, pero si empiezan a mostrar signos de resistencia o regresión, es difícil saber cuándo parar. Esto variará dependiendo de la edad de tu niño y lo que está causando la resistencia. Esto variará dependiendo de la edad de tu niño y lo que está causando la resistencia. Nunca está mal descansar y puede ser más fácil que seguir limpiando líos.

Cambios de vida

Los niños que han pasado por un cambio de vida, ya sea grande o pequeño, pueden tener una regresión con el entrenamiento de orinal. Esto puede ser desde cambiar habitaciones a perder a un ser querido. Si tu chico está atravesando una transición y no quiere usar el inodoro, deja que tenga entre dos o tres meses para ajustarse. Mantén una rutina estable e intenta de nuevo cuando muestre signos de estar listo, como mantenerse seco durante varias horas y copiar a sus padres cuando usa el inodoro.

Resistencia temprana

Si tu hijo tiene una regresión durante el entrenamiento y tiene menos de 3 años y 1/2, deberías dejarlo descansar y esperar entre una semana a un mes antes de comenzar de nuevo, de acuerdo con KeepKidsHealthy.ccom. Es normal que los niños tengan regresiones porque no están completamente preparados. No te preocupes y continúa cuando muestre signos nuevamente. Esta clase de resistencia puede suceder al principio del entrenamiento o luego de que parezca de que lo está por lograr.

Resistencia tardía

Esta resistencia sucede cuando un niño es mayor de 3 años y 1/2. A esta altura, estarás forzado a tomar otro tipo de acercamiento. Ya te habrás dado por vencido en el entrenamiento de orinal o lo harás ahora y dejarás el control en sus manos. A esta edad, los niños generalmente responden a una experiencia negativa en el inodoro. Quizá estaba asustado, lo retaron o tuvo un movimiento estomacal doloroso. De acuerdo con KeepKidsHealthy.com, la mejor manera de manejar esto es darle a tu hijo el control sobre el entrenamiento. No lo retes o lo hagas esforzar mucho. Inclúyelo en el cambio de pañales si tiene un accidente (pero ayudándole con sus movimientos estomacales) y felicitándolo cuando lo hace bien. A menos que tenga una condición médica, finalmente logrará el entrenamiento.

Desafíos médicos

Algunos niños tienen problemas con este entrenamiento debido a una condición médica. Esto puede incluir algo tan común como una infección del tracto urinario o un problema de desarrollo más complejo. Los niños con cuidados especiales pueden tener también problemas. Habla con tu doctor o con un especialista de desarrollo para que determinen si esto es lo que sucede con tu niño y desarrollar un plan de acciones. Tu médico te aconsejará en si quieres seguir con los planes de entrenamiento de orinal o tomar un respiro y seguir luego.

Más galerías de fotos



Escrito por shara jj cooper | Traducido por lucas huidobro