¿Cómo puedo darme cuenta si una sandía está demasiado madura?

Cuando las sandías están maduras, la corteza verde está firme y la pulpa rosada es dulce, jugosa y crocante. Sin embargo, cuando las sandías están demasiado maduras, la pulpa comienza a deteriorarse y a perder su sabor y consistencia. Una serie de pruebas para determinar su madurez te podrán ayudar a elegir fruta del mercado o decidir si debes desechar una sandía que ya tienes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cuchillo afilado

Instrucciones

  1. Presiona tus dedos pulgares firmemente sobre la corteza externa de la sandía. Si cede ligeramente, existen altas probabilidades de que esté demasiado madura.

  2. Golpea suavemente la corteza externa de la sandía con el puño cerrado y escucha el sonido que hace. Las sandías que están demasiado maduras hacen un sonido sordo y hueco.

  3. Corta la sandía por la mitad con un cuchillo afilado y controla el interior. Si la pulpa rosada se ve granulosa o deteriorada, la sandía está demasiado madura. En la tienda, utiliza este método para controlar la madurez de los trozos de sandía pre-cortados.

  4. Presiona la punta de tus dedos sobre la pulpa de la sandía. Si tu dedo se hunde y no existe resistencia, es probable que la sandía esté demasiado madura.

  5. Prueba un poco de la sandía. Las que están demasiado maduras saben aguadas o granulosas en la boca, con un dejo amargo.

Consejos y advertencias

  • Siempre intenta golpear las sandías con tus nudillos y presionar los dedos pulgares sobre la corteza externa antes de comprarlas. Esto te ayudará a evitar comprar una sandía demasiado madura.

Más galerías de fotos



Escrito por serena styles | Traducido por noelia menéndez