Cómo darle "la charla" a una pre-adolescente

El día que tanto temías desde que nació ya no puede posponerse. Tu pre-adolescente pronto entrará al mundo de las fiestas de chicos y chicas y de las citas, si es que no lo ha hecho aún, y necesita saber sobre sexo. Afortunadamente ya haz cubierto algunos aspectos del tema en el camino, y ella probablemente haya aprendido más de lo que piensas de sus amigos y de Internet. Tener una conversación honesta le da la posibilidad de hacer preguntas y te da a ti la posibilidad de darle la ínformación que necesita para mantenerse a salvo cuando llegue el momento.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Diagramas.

Instrucciones

  1. Busca oportunidades para comenzar la discusión. Escucha cuando tu hija mencione que su cuerpo está cambiando o la forma en que sus amigas están actuando alrededor del sexo opuesto. Sin embargo, no deberías esperar demasiado. HealthyChildren.org aconseja que los padres deberían comenzar la educación sexual preferentemente más temprano, idealmente antes de que comience la pubertad. Si una oportunidad ideal no se presenta pronto, piensa sobre donde y como tu hija parece más cómoda hablando sobre temas complicados. Puedes sentarla a hablar en su habitación o sacar conversación del tema casualmente mientras estén a solas en el auto o caminando juntos.

  2. Comparte tu indecisión y nervios si eso es lo que sientes, dice MayoClinic.com. Di "Esto se siente un poco incómodo para mí, así que está bien si se siente igual para ti también. Pero es importante que podamos hablar honestamente sobre esto."

  3. Revisa que es lo que tu hija ya sabe sobre su cuerpo y los cambios que ocurrirán durante la pubertad. Explícale que otros cambios se avecinan para los niños de cualquier género. Mostrarle diagramas de su sistema reproductor puede ayudar. KidsHealth.org recomienda explicar por qué las chicas tienen el período y que sus senos y caderas comenzaran a redondearse durante la pubertad. Puedes decirle a tu hija que tal vez sienta que quiere tocarse, y que eso es normal siempre y cuando lo haga en privado. Dile cosas como, "Estos cambios pueden parecer extraños o aterradores, pero son totalmente normales y todos los niños de tu edad los atravesarán también."

  4. Pregunta a tu hija si tiene preguntas para ti. Contesta lo más honestamente posible. Si no sabes la respuesta a algo que te pregunte, investíguenlo juntos o promete que lo averiguarás más tarde.

  5. Habla sobre los sentimientos de atracción que la gente comienza a experimentar durante su edad, y explica que esto también es normal. Continúa discutiendo sobre sexo diciéndole que dos personas pueden querer expresar esos sentimientos al tener sexo y dándole una explicación básica de lo que eso implica. En esta instancia puede que quieras incorporar tu sistema de creencias familiares en la discusión. Por ejemplo, una familia podría decir algo como "Algunas personas tienen sexo cuando son muy jóvenes, pero en esta familia creemos que el sexo es algo muy especial y solo es para gente casada." Tu puedes ofrecer sugerencias de formas en las que puede expresar sus sentimientos por alguien sin tener sexo, como tomándose de las manos, abrazándose o haciendo gestos tiernos y besándose.

  6. Explícale las consecuencias emocionales y físicas del sexo. Dile a tu pre-adolescente que el sexo es algo serio y que no debe hacerse casualmente, y explícale que las enfermedades de transmisión sexual pueden esparcirse a través de cualquier acto sexual. Explícale que una mujer puede quedar embarazada la primera vez que tiene sexo, y que la única forma segura de evitar el embarazo es abstenerse de tener sexo. Dependiendo de tu sistema de creencias, puedes hablarle sobre los tipos de control de la natalidad y como usarlos.

  7. Invita a tu hija a hacer preguntas nuevamente. Si parece incómoda, termina la charla y dale algunos días para procesar todo antes de preguntarle de nuevo si tiene alguna consulta.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por lautaro rubertone