¿Cuándo darle a un bebé recién nacido un chupete?

Tratar de calmar a un recién nacido quisquilloso es uno de los mayores retos de los nuevos padres. Puedes alimentar a tu bebé, hacerlo eructar, cambiarle los pañales y abrazarle... y aún no para de llorar. Cuando no funciona nada más, ofrecer un chupete puede ayudar a calmar a un bebé angustiado. Si deseas utilizar un chupete para calmar a tu bebé recién nacido, seguir unos consejos puede ayudarte a elegir el momento adecuado para introducirlo.

Amamantar y los chupetes

Si estás dando el pecho, debes esperar al menos un mes para presentar un chupete, recomienda the American Academy of Pediatrics ( Academia Estadounidense de Pediatría). Esto proporciona tiempo suficiente para garantizar que la lactancia esté bien establecida. En los primeros días, tu bebé necesita amamantar con frecuencia para aumentar tu producción de leche. Si pasa mucho tiempo con el chupete, no pasa ese tiempo estimulando tus pechos. Usar el chupete también puede crear confusión del pezón en los bebés que están aprendiendo cómo amamantar. La boca y la lengua del bebé se mueven diferentemente cuando chupan el chupete que cuando amamantan. Si intentas darle pecho con el mismo método de succión que usa para el chupete, no obtendrá nada de leche y puede terminar frustrado.

Circunstancias especiales

Introducir a un chupete antes de que un recién nacido experimente ciertos acontecimientos estresantes puede ayudar a calmarle. Un chupete puede mantener a un bebé tranquilo durante los procedimientos dolorosos, como vacunas o exámenes de sangre. Durante un vuelo, utilizar el chupete puede ayudar a que sus orejas se adecuen, lo que pueden reducir los dolores de oídos causados por cambios en la presión atmosférica. Usar un chupete durante el sueño puede reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita, según la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría). Iniciar a un recién nacido con el chupete antes de que cumpla un mes, puede ayudar a protegerlo durante su segundo y tercer mes de vida, que son el período de máximo riesgo de muerte súbita.

Ofrecer el chupete

Cuando introduces un chupete a tu bebé recién nacido, busca signos de que realmente lo necesita para satisfacer sus impulsos de succión. Permítele decidir si quiere usar el chupete. No lo obligues a tomarlo si sigue escupiendo. Espera hasta después de que haya comido para asegurarte que no esté chupando porque tiene hambre. Utiliza medidas reconfortantes, como sostenerlo y mecerlo, antes de intentar el chupete.

Seguridad del chupete

Una vez que has decidido que es el momento de ofrecer a tu recién nacido un chupete, asegúrate de que sea seguro. Da a tu bebé un chupete de silicona de una pieza, puesto que los de dos piezas se convierten en un riesgo de ahogamiento si se rompen. Hierve el chupete o lávalo en el lavavajillas con frecuencia para eliminar los gérmenes, ya que los bebés menores de 6 meses tienen un sistema inmunitario en desarrollo. Desecha los chupetes si tienen piezas sueltas o se han desgastado. No ates el chupete alrededor del cuello de tu bebé recién nacido con una cuerda o correa porque esto puede ser un peligro de estrangulamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle johnson | Traducido por paulina illanes amenábar