Cómo dar vueltas en el aire en kiteboarding

Pocos deportes ofrecen a los atletas la posibilidad de estar tanto en el aire como el kiteboarding, o permanecer en el aire durante el mayor tiempo posible. Los kiteboarders profesionales alcanzan una altura de casi 100 pies con la ayuda de un fuerte viento y una gran ola que le sirva como salto. "Big air" significa la oportunidad de hacer grandes movimientos. Uno de los movimientos más básicos, uno que nunca pasa de moda, es dar la vuelta. Independientemente del número de revoluciones que des en una vuelta de 180, 360, 720 o 1080 grados, los principios siguen siendo los mismos

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Cuanto menor sea el ángulo de la línea, más rápido te mueves.

    Coloca las líneas de la cometa a 60 grados con respecto al agua. Tira de la manija de la línea de ataque, la línea más cercana a tu pie de adelante, si las líneas están en un ángulo mayor de 60 grados para bajar la cometa. Tira hacia atrás para levantar las líneas y la cometa si están por debajo de los 60 grados. Tira de las líneas para darles tensión y que puedas generar el levantamiento. Empuja las caderas hacia delante de los hombros para hundir el borde posterior de la tabla, el borde detrás de tus talones y jala la cuerda de la cometa. Estira los brazos y las piernas para aumentar la tensión en la línea.

  2. Tira con fuerza de la manija de la línea de fondo para hacer subir la cometa. Dobla las rodillas y colócate en cuclillas en una posición de salto. Vigila el ascenso de la cometa y salta cuando pase por tu cabeza y te jale hacia fuera del agua. Al mismo tiempo que saltas, comienza a girar.

  3. Gira completamente tu cabeza y mira por encima de la parte posterior de tu hombro con el fin de generar la rotación de tus hombros. Mantén la cabeza por encima de tu hombro mientras que tus caderas siguen a tus hombros, tus piernas siguen a las caderas y la tabla empieza a girar debajo de tus pies. Mantén la cabeza en posición, mira hacia abajo en el agua a medida que buscas un lugar de aterrizaje.

  4. Busca el punto de aterrizaje con tus ojos. Síguelo con la cabeza, girando la cabeza desde atrás hacia la parte delantera cuadrando tus hombros, el resto de tu cuerpo regresará a su equilibrio retorciéndose como una banda de goma. Dobla las rodillas en cuanto toques el agua y colócate en la misma posición que estabas cuando saltaste.

Consejos y advertencias

  • Para hacer más de una vuelta, simplemente genera más levantamiento fuera del agua para obtener más aire y no busques el punto de aterrizaje hasta que hayas completado todas las vueltas, hasta la última
  • Lleva en tu chaleco salvavidas un cuchillo de seguridad en todo momento. La parte más peligrosa del kiteboarding son las líneas. Ten un medio de liberarte del cometa si todo lo demás falla.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan hotchkiss | Traducido por juan orduna