Dar pecho y los dolores de piernas

Las madres pueden esperar a sentir molestias o dolor en los pezones y los pechos durante los primeros días de la lactancia materna, sin embargo, los dolores en las piernas podrían ser una sorpresa. Efectos persistentes del embarazo y el parto, la postura y la falta de sueño puede dar lugar a dolores en las piernas mientras se amamanta. La mayoría de los casos de dolores en las piernas son prevenibles y tratables mediante el cambio de posturas y tomando calmantes para el dolor.

Síntomas

Los dolores en las piernas mientras amamantas puedes sentirlos como pinchazos con agujas, sensación de hormigueo o un fuerte dolor espasmódico. Pueden aparecer únicamente cuando amamantas con ciertas posiciones o cada vez que amamantes al bebé. Pueden persistir durante otras actividades e incluso podrían producirse cuando intentas dormir.

Causas

El aumento de peso durante el embarazo puede hacer que experimentes dolor posparto en las piernas cuando amamantas, explica el sitio web de BabyCenter. Los cambios hormonales después del parto pueden relajar los ligamentos y las articulaciones, causando dolor en la parte inferior del cuerpo. Los líquidos intravenosos administrados durante el trabajo de parto y el parto puede conducir a la hinchazón en las piernas, lo que puede causar dolor, mientras te sientas durante largos períodos para alimentar a tu bebé. El agotamiento de cuidar a tu nuevo bebé y la falta de sueño también puede causar daño a las piernas. En raras ocasiones, un coágulo de sangre o una infección en la pierna pueden causarlo.

Tratamientos

Ajusta tu postura y posición durante la lactancia para aliviar la presión y mejorar la circulación en tus piernas. Otra posición puede ser yacer en uno de tus lados en la cama con el vientre de tu bebé contra tu pecho y una pequeña almohada entre las rodillas dobladas para mayor comodidad. Si tienes una sensación de alfileres y agujas en las piernas, ponte de pie o camina durante unos minutos para restablecer la circulación. Para los espasmos dolorosos en las piernas, toma ibuprofeno o paracetamol según lo recomendado por tu médico. Si tus dolores en las piernas son graves o empeoran o si notas enrojecimiento, hinchazón o un bulto en la pierna, busca atención médica de urgencia, ya que esto podría indicar una condición que amenace tu vida como un coágulo de sangre.

Prevención

Considera el uso de un apoya piernas o de un otomano para poner las piernas en alto mientras amamantas o sitúate en el sofá con las piernas estiradas y usa almohadas para apoyar al bebé, ya que estas posiciones pueden quitarle presión a tus piernas y te permite relajarte mientras le das pecho. Evitar sentarte con las piernas dobladas o cruzadas también puede ayudar a prevenir el dolor. Sentarte con la espalda recta y el uso de una buena postura al pararte y caminar puede ayudarte a prevenir dolores en las piernas durante la lactancia.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica lietz | Traducido por mario francia