Cómo dar pasos pequeños hacia un estilo de vida saludable

Si has sido indulgente con tu dieta y tu plan de ejercicio no es bueno, o inexistente, puede parecer abrumador hacer numerosos cambios para tener un estilo de vida saludable. Sin embargo, no es necesario hacer todo a la vez. Hacer cambios pequeños aquí y allá en la forma que comes, hacer ejercicio y pasar tiempo libre y dormir puede tener un gran impacto en tu salud y bienestar. Hacer un cambio a la vez puede reducir cualquier sentimiento abrumador y puede ayudarte a comprometerte a un estilo de vida saludable.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Pan integral
  • Corredora

Instrucciones

  1. Cambia de harina blanca a trigo integral. Cambiar todo en tu dieta a la vez puede hacer que te sientas privada de muchas cosas, pero hacer un cambio a la vez puede ayudarte a cambiar eventualmente tu dieta. Comienza haciendo una tostada integral en la mañana y después añadiendo el nuevo pan a tus sándwiches en el almuerzo.

  2. Reduce tu consumo calórico de 100 a 300 calorías al día. Esta pequeña cantidad te ayudará a acostumbrarte a reducir la cantidad que comes. Reduce de 50 a 100 calorías de cada comida a través de tácticas que incluyen comer una cantidad ligeramente más pequeña, usar la mitad de la mantequilla usual o usar leche baja en grasa en vez de leche entera.

  3. Camina en tu vecindario después de almorzar o cenar. Si tenías un estilo de vida sedentario, puede ser difícil pasar de nada a una rutina completa. Comienza moviéndote lentamente con actividades como caminar una o dos veces al día. Si vives en un clima inclemente, únete a un gimnasio local y camina en una corredora por 20 minutos. Eventualmente notarás los beneficios y posiblemente aumente tu actividad.

  4. Fuma un poco menos. Pensar en dejar de fumar repentinamente puede ser extremadamente intimidante, especialmente si has fumado por muchos años. Intenta simplemente reducir uno o dos cigarrillos al día. Puedes aumentar la cantidad que reduces cada semana añadiendo un cigarrillo a la vez y eventualmente estarás cerca o listo a dejar de fumar completamente.

  5. Duerme media hora más cada noche. La falta de sueño puede hacer que aumentes de peso, te estreses y tengas un sentimiento general de que la vida es más difícil de lo que debería ser. Estar cansada también puede quitarte el entusiasmo de hacer ejercicio. Sin embargo, los patrones de sueño pueden ser difíciles de romper. Intenta irte a la cama media hora más temprano y después puedes aumentar la cantidad si deseas sentirte más descansada.

Consejos y advertencias

  • Encuentra a un amigo que desee desarrollar un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio y hacer cambios en la dieta y estilo de vida con un compañero te da la sensación de que están trabajando junto y también aumenta tu compromiso con cada tarea.
  • Consulta a tu médico antes de intentar realizar una rutina rigurosa, especialmente si usualmente eres sedentario.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por ana maría guevara