Cómo dar un masaje sensual a una mujer

Ya sea como una técnica de relajación o como parte de juegos previos, un masaje sensual es una gran manera de aumentar la intimidad en una relación. No necesitas ser un masajista experto para darle a tu mujer un placentero masaje sensual. Relájate, tómate tu tiempo y recuerda que el objetivo principal es que ella lo disfrute. Cuanto más le guste a ella, más lo disfrutarás tú.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Velas
  • Sábanas o toallas
  • Almohadas
  • Aceite de masaje

Instrucciones

  1. Establece la escena. Elige una habitación confortable y privada para no ser molestados. Enciende velas perfumadas en la fragancia favorita de tu pareja para crear una atmósfera seductora y cálida. Ten un suministro de sábanas y toallas limpias a mano. Organiza las almohadas en el suelo o en la cama para que ella esté cómoda.

  2. Vierte un poco de aceite de masaje en las palmas y frótalas para calentar el aceite. El uso de aceite durante el masaje reduce la fricción y suaviza la piel.

  3. Pídele a tu pareja que se acueste boca abajo y que se ponga cómoda. Haz movimientos de suaves caricias para esparcir el aceite en la espalda de tu pareja, desde la base hacia arriba, hacia su cuello, antes de moverte a los lados de su cuerpo. Aprieta sus hombros y su cuello suavemente con tus dedos pulgar e índice. Acaricia sus brazos y piernas con largos y profundos movimientos de ida y vuelta.

  4. Mueve las manos hacia las partes erógenas del cuerpo de tu mujer. Deja que tus dedos rocen el lado de sus pechos mientras que pasas tus manos a los lados de su cuerpo. Traza una gran forma de corazón con los dedos alrededor de sus caderas y nalgas. Pasa tus dedos por la parte posterior de los muslos.

  5. Crea patrones circulares suaves con los dedos hacia la parte posterior de las piernas de tu mujer. Haz lo mismo en la parte interior, masajeando desde sus rodillas y deteniéndote justo antes de llegar a sus genitales. Repite esto varias veces para aumentar la excitación.

  6. Susúrrale al oído que quieres que se voltee boca arriba. Deja que encuentre una posición cómoda, a continuación, coloca suavemente sus pies en tu regazo. Masajea sus pies para relajarla aún más y aumentar su excitación, aconseja Carol Queen, Ph.D., de "Cosmopolitan". Acaricia la parte superior y las plantas de sus pies. Toma cada dedo del pie y masajea con el pulgar y el dedo índice mientras deslizas tus dedos hacia la parte inferior del dedo, empezando por el pulgar hasta el meñique. Desliza el índice entre cada dedo con un movimiento suave y apacible. Acaricia sus plantas y empeines. Pregúntale si le gustaría que masajees la parte delantera de su cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tienes el consentimiento de tu pareja antes de incluir algo abiertamente sexual en tu masaje. Asegúrate de que está cómoda con el nivel de intimidad durante todo el masaje y detente de inmediato si ella te lo pide.
  • Compartir juntos un baño a la luz de las velas antes del masaje les relajará y les animará a la intimidad.
  • Si deseas tener relaciones sexuales después del masaje, evita el uso de aceite de masaje normal, ya que puede romper los preservativos. Busca un lubricante especialmente diseñado para el masaje erótico, sugiere Durex.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por gloria soto