Cómo dar un masaje facial

Además de que se sienten bien, los masajes faciales son una manera rápida y simple de mejorar la circulación de la cara, mejorando la textura y color de la piel. Los masajes faciales son de mucha utilidad para aliviar la sensación de estrés y dolores de cabeza ya que inducen a la relajación y descongestionan. Los masajes faciales profesionales son caros pero puedes darle a cualquier un masaje simple en casa en solo diez minutos. Según Massage Therapy 101, un masaje facial no debe durar más de 20 minutos. Los masajes largos pueden estirar los músculos faciales e irritar la delicada piel del rostro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Almohadillas de limpieza
  • Crema de masajes
  • Aceite vegetal

Instrucciones

  1. Encuentra un lugar tranquilo para poder dar el masaje. Apaga el teléfono, baja las luces y que a quien darás el masaje se siente cómodo en una silla o en una cama.

  2. Limpia el rostro utilizando esponjillas e limpieza, jabón y agua. Esto quitará toda suciedad, aceite y maquillaje así no se irritará la piel. Fíjate con atención si la piel muestra signos de poros irritados, acné eczema, psoriasis u otras irritaciones de la piel que podrían doler durante el masaje. No des un masaje facial en personas con la piel irritada o lastimada.

  3. Aplica masajes con crema o loción hipoalergenica en las puntas de los dedos y permite que tus dedos toquen suavemente la piel del rostro. Utilizar una loción u otro lubricante evitará la fricción y la irritación de la piel, mejorando los beneficios de los masajes faciales. No es necesario utilizar aceites caros para masajes. En la mayoría de los casos, un simple aceite vegetal es suficiente.

  4. Utiliza solo tu dedo anular y y medio para prevenir aplicar mucho con mucha presión. Los golpecitos deben ser lentos y suaves. Los movimientos generales deben ser hacia arriba, hacia la línea del cabello.

  5. Empieza en la parte superior del rostro, en la frente y utiliza tus dedos para masajear el ceño y sienes usando movimientos amplios y circulares. Pon tus dedos en el centro de la frente y mueve hacia los lados, hacia las sienes. Masajea suavemente las sienes para liberar la tensión y aliviar los dolores de cabeza.

  6. Presiona en las áreas más huecas, por debajo de las cejas y lentamente resbala tus dedos desde la parte interna hacia la externa de los ojos. Repite este movimiento dos o tres veces.

  7. Desliza tus dedos a los lados de la nariz, aplicando presión suave. Repite el movimiento de tres a cinco veces para mejorar la circulación en las áreas para ayudar a la descongestión.

  8. Trabaja el área de las mejillas, masajea desde el centro de la cara hacia las orejas. Utiliza tus dedos para aplicar presión suave con movimiento circular. No olvides masajear el área del mentón y orejas.

  9. Masajea el cráneo utilizando los dedos. Alterna movimientos circulares con movimientos más cortos.

  10. Quita todo resto de loción o crema de la piel utilizando almohaditas de limpieza o con algodón.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por liz mancilla