Cómo dar una clase de ejercicios aeróbicos

Para dar una clase de aeróbicos, tienes que tener el balance perfecto de habilidad, energía y entusiasmo para mantener a tus estudiantes dando su máximo esfuerzo en la clase. Mientras que la certificación apropiada ciertamente puede ayudarte a aprender la porción de la ecuación en cuanto a habilidad se refiere, elegir la música adecuada, hacer tus movimientos con el tiempo correcto y mantener los niveles de energía altos, es una parte casi inherente de la instrucción. Planea tus clases con bastante anticipación y pasa tiempo practicando para que puedas dar tus clases de manera bien preparada, efectiva y profesional.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Obtén tu certificación para enseñar aeróbicos. Un leve interés para ayudar a otros a mantenerse en forma no es suficiente para que des una clase. La certificación a través de ACE (American Council on Exercise) asegura que tomaste las clases, leíste el material y pasaste los exámenes necesarios para que des una clase de aeróbicos de manera segura. Convirtiéndote en un profesional del grupo de acondicionamiento certificado por ACE, puedes escoger una especialidad en un tipo de aeróbicos; ya sea danza, aeróbicos con banco, kick boxing u otra.

  2. Encuentra una locación para tu clase. Los clubes de salud y gimnasios usualmente ofrecen de clases de aeróbicos en grupo y puedes preguntar si tienen espacio en el horario para que des clases. También puedes dar clases privadas, en tu hogar o en casas de estudiantes, siempre y cuando tengan suficiente espacio para moverse de manera segura. Cuando encuentres un lugar, toma nota del tamaño del cuarto y la cantidad de estudiantes que generalmente tienes, para que puedas planear tus rutinas.

  3. Planea tus clases de acuerdo a las edades y los niveles de acondicionamiento de quienes asistirán, por ejemplo: si un gimnasio te ha contratado para dar clases a personas mayores, desearás planear una rutina de más bajo impacto de lo que lo harías para bailarines. Te puede ayudar anotar los varios movimientos que deseas incorporar en tu rutina y planear tu tiempo de acuerdo a esto. Cuando des una clase, mantén tu anotaciones a mano, mientras cambias a ejercicios diferentes.

  4. Descarga música rítmica que corresponda a los varios estiramientos y movimientos que estarás haciendo durante tu clase. El sitio web de acondicionamiento físico Sheer Balance indica que tus movimientos deben de ir de acuerdo con la música. Desearás piezas rítmicas de 150 latidos por minuto o más para hacer movimientos de alta energía, mientras que las piezas más lentas son las mejores para tonificar los músculos y estirarse.

  5. Mantén la energía y el entusiasmo cuando se trata de dar tu clase. Los instructores de aeróbicos a veces pueden tener un trabajo difícil. Estarás gritando a través del alto volumen de la música y tratando de mantener tu energía mientras conduces a otros a hacer lo mismo. Indica tus ejercicios con bastante anticipación explicando el próximo movimiento que harás para que la clase haga una transición limpia a cada nuevo movimiento, recomienda Vanderbilt University Student Recreation Center. También formula frases de motivación y ofrece indicaciones de seguridad durante la clase.

  6. Pide retroalimentación de tus estudiantes cuando termine la clase. Mientras que pude lastimar tu autoestima como instructor escuchar que te mueves demasiado rápido, no indicaste bien o necesitabas mejor música, la retroalimentación de los estudiantes es la única manera de saber qué se debe mejorar en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por maria del rocio canales