¿Qué daño puede causar los niveles altos de calcio?

El mineral más abundante en el cuerpo es el calcio. La mayoría de éste, el 99 por ciento, reside en los huesos, mientras que el restante 1 por ciento apoya las funciones metabólicas esenciales de la transmisión nerviosa, manteniendo el equilibrio de líquidos y las funciones musculares. Tu cuerpo tiene un proceso regulador incorporado para el calcio, pero la enfermedad subyacente, las interacciones de medicamentos o el uso excesivo de suplementos puede causar niveles altos de calcio. Una concentración anormalmente alta de calcio puede causar problemas de salud perjudiciales y requiere tratamiento médico.

La absorción y regulación de calcio

Tu cuerpo controla estrechamente los niveles de calcio y en caso de un nivel bajo de calcio en las funciones metabólicas, el cuerpo toma el mineral del hueso para reemplazar lo que falta. Normalmente, el bajo calcio en la sangre señala las glándulas paratiroideas para secretar una hormona que estimula el calcitriol, una forma de vitamina D en los riñones, para absorber más calcio desde el intestino delgado. Una vez que el calcio de la sangre llega a niveles normales, la glándula paratiroidea cesa la secreción de la hormona de señalización y cualquier cantidad adicional de calcio se excreta en la orina. Las glándulas paratiroides dañadas aumentan el riesgo de este proceso que causa altos niveles de calcio en la sangre, anota Cleveland Clinic.

La hipercalcemia

Los niveles altos de calcio o hipercalcemia, inicialmente tiene pocos síntomas, pero pueden incluir náusea o vómitos, sed excesiva, dolor abdominal y dolor muscular o articular. A medida que tus niveles de calcio se elevan, los síntomas se vuelven más prominentes, lo que resulta en confusión, delirio, coma o muerte. Esto puede ser de repentinos aumentos en los niveles séricos de calcio o puede ocurrir con el tiempo. La hipercalcemia leve o moderada puede tratarse con medicamentos antieméticos y diuréticos y líquidos para asegurar la hidratación. Tu médico puede controlar los huesos y los riñones con el tiempo para minimizar el daño a largo plazo.

Las complicaciones de la hipercalcemia

La hipercalcemia crónica puede resultar en daños a largo plazo de los huesos, los riñones, el corazón y el sistema nervioso. La osteoporosis, la pérdida de masa ósea, es el resultado de la desmineralización excesiva de calcio de tus huesos a la sangre. Los cálculos de oxalato de calcio se pueden formar en los riñones y causan bloqueo en su sistema urinario o insuficiencia renal. El exceso de calcio en la sangre puede sobrecargar tus transmisiones nerviosas y causar demencia y confusión. La hipercalcemia no identificada también provoca demasiados impulsos eléctricos transmitidos a tu corazón, dando lugar a alteraciones del ritmo cardiaco.

La prevención de niveles altos de calcio

Los adultos sanos pueden obtener las necesidades de calcio de la dieta al comer alimentos ricos en calcio como lácteos, vegetales verdes y el pescado. La ingesta diaria recomendada de calcio para los adultos es de 1.000 a 1.200 mg y no debes exceder el nivel máximo de consumo tolerable de 2,000 mg/día. El exceso de consumo de alimentos que contienen calcio no se asocia a la hipercalcemia, pero el uso de suplementos de calcio puede causar la enfermedad, señala el Linus Pauling Institute. Si tienes problemas crónicos de salud que puedan interferir en la absorción normal de calcio, consulta a tu médico para obtener recomendaciones sobre el suplemento de calcio y las formas de prevenir los altos niveles de calcio.

Más galerías de fotos



Escrito por aubri john | Traducido por gabriela nungaray