¿Es dañino comer lechuga vieja?

La lechuga es una verdura popular en la sección de productos. Una vez que la compras y la llevas a tu casa, quizás no la comas por algunos días. Si desarrolla manchas marrones antes de que la comas, quizás no tengas que desecharla. Sin embargo, ten cuidado si la lechuga tiene viscosidad y moho.

Lechuga

En los Estados Unidos se consumen cuatro tipos de lechuga, según el Department of Vegetable Crops of the University of California. Estos incluyen lechuga repollada, lechuga Boston, romana y lechuga de hoja. La primera es uno de los tipos más populares porque es fácil de almacenar y transportar. Sin embargo, las otras tres tienen nutrientes más densos que la repollada. Según la USDA National Nutrient Database for Standard Reference, la lechuga contiene vitamina K, A, C y B, calcio, magnesio, hierro y muchas más vitaminas y minerales.

Cómo almacenar lechuga

La lechuga se debe almacenar cerca de los 32 grados Fahrenheit. Sin embargo, se puede congelar a los 31,6 F, punto en el cual la lechuga se daña fácilmente. Debido a que este vegetal pierde agua fácilmente, se guarda mejor en un ambiente con un nivel de humedad del 98 a 100 por ciento. Algunos tipos de lechuga tienen mejores tiempos de almacenamiento que otros. A lo sumo, la lechuga se puede mantener por hasta cuatro semanas si se la almacena en las condiciones correctas. Sin embargo, si queda en temperaturas más altas, como 41 grado F, sólo se mantendrá fresca por dos semanas. La lechuga también se ve dañada por el gas etileno producido por elementos como manzanas, tomates y duraznos.

Cambios fisiológicos

Tu lechuga puede tener cambios o manchas de color que no indican enfermedad. La punta marrón es cuando las partes superiores de las hojas lucen marrones y necróticas. Las puntas pardas son óvalos de color marrón oscuro causadas por la oxidación derivada del almacenamiento con gas etileno de otros productos. Las manchas marrones en la nervadura son grandes y de forma irregular. Están causadas por la exposición a demasiado dióxido de carbono. Finalmente, una nervadura rosa es la decoloración rosa de la nervadura causada por la exposición a las altas temperaturas. Sin embargo, la lechuga con estos trastornos igualmente se puede comer de forma segura.

Alimento seguro

La lechuga que es peligrosa para comer muestra signos distintivos. Las bacterias pueden comenzar a reproducir hojas magulladas. La acumulación de bacterias causa una textura babosa. Una infección fúngica causada por esclerotonina también causa este tipo de textura. La botrytis cinérea puede desencadenar y causar un moho gris. Deberás tener cuidado cuando encuentres estos signos de lechuga enferma.

Más galerías de fotos



Escrito por julia whidden | Traducido por aldana avale