¿La curcumina puede reducir los tumores?

¿Podría el curry conquistar el cáncer? Esa es la pregunta en la mente de los investigadores del tema de la curcumina y el crecimiento tumoral. La curcumina es un componente de una de las especias utilizadas para hacer el curry. La medicina tradicional asiática la ha utilizado en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades durante siglos. La ciencia moderna la está explorando como una posible arma en el arsenal cada vez mayor de sustancias que combaten el cáncer. Habla con su médico antes de usar cualquier suplemento, especialmente si tienes problemas de salud o tomas otras medicinas.

Curcumina

La curcumina es el ingrediente activo de la cúrcuma, el polvo de la raíz de la planta Curcuma longa. La cúrcuma es un ingrediente de alto nivel en la cocina de las Indias Orientales y le da al curry su color dorado cálido. La que se encuentra en la cúrcuma tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que sugieren que puede ser útil en la lucha contra el cáncer. Esta no se absorbe bien, por lo que se necesitan dosis muy altas para conseguir que entre en el sistema circulatorio, informa la Sociedad Americana del Cáncer.

Quimiosensibilizador

Numerosos estudios se han centrado en el potencial para combatir el cáncer de la curcumina. De acuerdo con la revista "Nutrición y Cáncer", la curcumina hace que los tumores sean más sensibles a la quimioterapia y la radiación, haciéndolos más susceptibles a estas formas de tratamiento para el cáncer. La revista sugiere que su uso como un quimiosensibilizador permitiría que estas terapias sean más eficaces a dosis más bajas, lo que sería menos tóxico para el tejido sano.

Prevención de tumores cerebrales

La curcumina puede pasar a través de la barrera sangre-cerebro, un escudo defensivo que impide que numerosas sustancias entren en el cerebro. Un estudio publicado en "Brain Research" en 2009 informó que las pruebas de laboratorio encontraron que activa las sustancias que matan tanto a los tumores cerebrales como al cáncer de pulmón. El estudio determinó que la curcumina previene la formación de tumores cerebrales y también destruye las células tumorales del cerebro. Aunque estos estudios son prometedores, se realizaron en tubos de ensayo, no en pacientes. Se necesita más investigación para confirmar sus efectos en pacientes vivos.

Asociación Americana del Cáncer

La Asociación Americana del Cáncer es cautelosamente optimista sobre los efectos de la curcumina en los tumores. Reconocen que los estudios de laboratorio han demostrado resultados prometedores: Ella tiene la capacidad de matar células cancerosas en cajas de Petri y reducir el crecimiento de las células supervivientes. También se sabe que interfiere con los procesos moleculares relacionados con el crecimiento y el desarrollo del cáncer. Los estudios en humanos están en sus primeras etapas ya que los investigadores tratan de determinar cuál es la dosis tolerable sin provocar efectos adversos.

Más galerías de fotos



Escrito por charis grey | Traducido por frances criquet