Cómo usar cúrcuma para reducir la inflamación

La cúrcuma (turmeric) es una especia de color amarillo fuerte usualmente usada en la cocina asiática. La cúrcuma contiene el ingrediente activo curcumina, que es un antioxidante que demuestra propiedades anti-inflamatorias en condiciones como artritis, esguinces musculares y otras lesiones. Además, la cúrcuma podría prevenir y retrasar el crecimiento del cáncer, proteger contra enfermedades hepáticas y ayudar a reducir los síntomas de problemas digestivos como el síndrome de colon irritable. Si bien simplemente añadiendo cúrcuma a tu comida diaria aumentará el consumo y mejorará el sabor, hay otros métodos para mejorar la ingesta y alentar la reducción posible de la inflamación.

Hora del té

Si bien el uso de cúrcuma en la comida asiática tradicional, como los curries, es común en la cocina, una bebida caliente es otra manera de disfruta la especia y tratar una inflamación potencial. Para hacer un té de cúrcuma, simplemente hierve cuatro tazas de agua y añade una cucharadita de cúrcuma molida. Deja remojar durante 10 minutos antes de colarlo en una taza. Añade limón o miel a gusto. Añadir jengibre (ginger) provee un anti-inflamatorio natural adicional.

Masajea un poco

Otro método de tratar la inflamación con cúrcuma implica una aplicación tópica. El polvo de cúrcuma mezclado con ingredientes como agua tibia, leche tibia o aceite de sésamo, crea una pasta que, al aplicarla a la piel, ayuda a reducir la inflamación y la hinchazón. En la medicina ayurvédica, la pasta de cúrcuma suele ser usada para limpiar heridas, reducir la inflamación y promover la sanación.

Evita el gusto

Si el gusto de la cúrcuma no te atrae, los suplementos dietarios son otro método de aumentar el consumo de esta especia para ayudar a la reducción de la inflamación. El director de medicina integral en el Northern Westchester Hospital de New York, el Dr. Minerva Santos, recomienda 1.000 miligramos de complementos de cúrcuma por día para los pacientes que sufren inflamación de articulaciones, mientras que el University of Maryland Medical Center recomienda de 400 a 600 miligramos tres veces por día. Los suplementos de cúrcuma están disponibles en tabletas o cápsulas.

Cuándo evitarla

Si bien las pequeñas cantidades de cúrcuma en la cocina general son consideradas seguras, las dosis más grandes pueden presentar riesgos para las personas con ciertas condiciones médicas o para quienes están tomando ciertos medicamentos. Antes de añadir cantidades incrementadas de cúrcuma a tu dieta o de tomar suplementos dietarios, habla con tu médico sobre las posibles complicaciones. Las grandes cantidades de cúrcuma pueden causar molestias y úlceras estomacales. La cúrcuma puede generar una caída en los niveles de azúcar en sangre cuando se la toma con medicamentos para la diabetes, así como también puede interferir con la coagulación de la sangre en pacientes que toman warfarina o medicamentos similares.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por maría marcela mennucci