Cúrcuma para la gota

La gota es un tipo de artritis causada por la acumulación de ácido úrico en tu cuerpo, ya sea porque el cuerpo no se pueda deshacer de él efectivamente o porque tu cuerpo produzca cantidades excesivas. Un dedo gordo dolorido es con frecuencia el primer signo de gota, pero puede afectar a cualquier articulación del cuerpo. Es dolorosa porque el ácido forma cristales en las articulaciones lo que a su vez causa inflamación. Los hombres de más de 40 son los afectados más comúnmente, pero la puede tener cualquiera a cualquier edad, particularmente si hay antecedentes familiares. Si tomas cúrcuma puedes ayudar con la gota, porque tiene propiedades anti-inflamatorias, aunque se han hecho pocas investigaciones para verificar su efectividad. Consulta con un médico antes de tomarla como medicina.

Propiedades de la cúrcuma

La cúrcuma, curcuma longa, ha sido usada por más de 4.000 años como una medicina contra una variedad de dolencias, de acuerdo al University of Maryland Medical Center. Se originó en la India, y es usada con frecuencia como parte de la medicina tradicional china y hindú, conocida como Ayurveda, como anti-inflamatorio y también para tratar problemas digestivos y de hígado. El ingrediente principal activo de la cúrcuma es la curcumina. Los antioxidantes ayudan a pelear contra los radicales libres que pueden dañar o matar las células del cuerpo. La curcumina también reduce los niveles de dos enzimas que causan la inflamación. El color amarillo que comúnmente está relacionado con la cúrcuma, se lo debe a la curcumina.

Tratamiento de la gota

No hay investigaciones basadas específicamente en los efectos de la cúrcuma en la gota, pero pequeños estudios en condiciones relacionadas han indicado que las propiedades anti-inflamatorias de la cúrcuma pueden ser beneficiosos. Una investigación clínica, hecha con la evidencia disonible, publicada en marzo de 2011 en una edición de "The Journal of Family Practice", reportaba que la cúrcuma era benefiiosa para reducir las inflamaciones encontradas en la artritis reumatoidea. Otro estudio, publicado en 2009 en el "Journal of Alternative and Complementary Medicine" encontró beneficios similares para los que sufrían de osteoartritis. Los investigadores reportaron que el extracto de cúrcuma era al menos tan efectvo como el Ibuprofeno para reducir la inflamación. La University of Maryland Medical Center recomienda la cúrcuma como posible tratamiento para la gota.

Administración apropiada

La cúrcuma es un ingrediente común de muchas comidas, pero es mejor tomar una dosis específica si se la toma con propósitos medicinales, en la forma de tintura, extracto o polvo. También puedes usar la raíz cruda. La dosis apropiada varía dependiendo de la edad, el peso, y las otras medicaciones que estés tomando, pero MedlinePlus reporta que la dosis efectiva para la inflamación de la artritis reumatoidea y la osteoartritis era de 500 mg dos veces por día en forma de extracto. Se recomienda consultar con un profesional de la salud calificado antes de tomar cúrcuma o extracto de curcumina, para saber la dosis exacta y discutir las potenciales complicaciones que puedan surgir.

Problemas potenciales

Tomar cúrcuma es seguro, de acuerdo a MedlinePlus, pero puede haber efectos secundarios ligeros. Comúnmente se reportan como efectos secundarios las náuseas, los mareos, estómago revuelto y darrea. Evita tomar cúrcuma si estás embarazada, amamantando, tienes cálculos de vesícula o sufres de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. La cúrcuma puede intercatuar con ciertas medicaciones, particularmente las que licúan la sangre, los medicamentos para la diabetes o drogas qe reducen la acidez del estómago. Las hierbas que coagulan la sangre, como la angélica y el gingseng, también pueden interactuar con la cúrcuma. Deja de usarla por lo menos dos semanas antes de una cirugía programada, porque puede afectar la coagulación de la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por adriana de marco