La cúrcuma y el embarazo

Las embarazadas deben ser críticas con todo lo que consumen durante el embarazo porque el bebé que llevan en la panza puede absorber sustancias perjudiciales a través de su cuerpo. La seguridad de muchos elementos puede ser difícil de determinar, en especial cuando se trata de sustancias naturales que no se han sometido a estudios o evaluaciones. En el caso de la cúrcuma (turmeric), se considera segura para las embarazadas en ciertas situaciones, así lo indica el University of Maryland Medical Center. Si estás embarazada, siempre debes consultar a tu médico antes de consumir alimentos que te generan dudas.

Conceptos básicos sobre la cúrcuma

La cúrcuma, también conocida como curcuma longa, es una planta que se cultiva principalmente en la India. Las raíces de la planta se utilizan en medicamentos y alimentos y los suplementos se pueden encontrar en forma de polvo, extracto o cápsulas. La cúrcuma y sus derivados se pueden encontrar en supermercados y tiendas de alimentos naturales y, si se consume en grandes dosis o durante un período de tiempo prolongado, puede causar acidez y malestar estomacal.

La cúrcuma en los alimentos

La cúrcuma se utiliza como un tipo de colorante comestible y a menudo se encuentra en la mostaza (mustard), la manteca (butter) y los quesos (cheeses). También se utiliza en el curry, un condimento muy popular de la India, entre otras especias. La cúrcuma en polvo se puede mezclar con agua caliente para preparar un té.

Usos de la cúrcuma en la medicina

Según Medline Plus, la cúrcuma se utiliza en la medicina tradicional asiática. Se ha empleado para tratar problemas digestivos y sus propiedades antiinflamatorias la convierten en un elemento útil para tratar heridas y aliviar los síntomas de la artritis. Para las embarazadas que experimentan trastornos digestivos, la cúrcuma podría ser un remedio natural atractivo.

Estudios

Según Medline Plus, ningún estudio en animales ha demostrado que la cúrcuma cause el desarrollo de anormalidades en el feto, así que no es probable que un bebé desarrolle defectos congénitos a causar del consumo de cúrcuma de la madre. Sin embargo, Medline Plus advierte que la cúrcuma puede estimular el útero, lo que podría provocar contracciones y flujo menstrual.

Seguridad en el embarazo

La estimulación uterina puede ser peligrosa durante el embarazo, en especial antes de alcanzar la gestación completa de 37 semanas. El University of Maryland Medical Center advierte que el consumo de cúrcuma es seguro durante el embarazo, pero sólo en la forma de especias o alimentos. No es seguro consumir cúrcuma a modo de suplemento o como un tipo de medicina alternativa durante el embarazo. Si eres alérgica a la cúrcuma, debes evitarla durante todo el embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por valeria d'ambrosio