¿Puede la cúrcuma disminuir la presión ocular?

La presión en los ojos que está más allá del rango normal se conoce como hipertensión ocular. A menos que sea el resultado de otra enfermedad, esta no presenta ningún síntoma, ni daña la visión o los ojos. Sin embargo, aumenta el riesgo de padecer glaucoma -una enfermedad grave que causa daño tanto a la visión como al nervio óptico. La curcumina -el ingrediente activo de la cúrcuma- ha mostrado un potencial beneficio en la reducción del riesgo de padecer glaucoma, según Glaucoma Foundation. Consulta a tu médico antes de usar la cúrcuma, o su ingrediente activo (la curcumina), en cualquier forma para tratar la hipertensión ocular.

Acerca de la cúrcuma

La cúrcuma, o Curcuma longa, es una planta utilizada como especia y con fines medicinales. Se trata de un antiinflamatorio, y tiene potentes antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el daño a las células -esto significa que puede tener propiedades contra el cáncer, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. También tiene propiedades anticoagulantes, que pueden ayudar a prevenir que se formen coágulos de sangre potencialmente dañinos. La cúrcuma contiene varios componentes beneficiosos, pero la curcumina es el ingrediente activo principal. Este es responsable de la mayor parte de los beneficios conocidos de la cúrcuma.

Hipertensión ocular

El aumento de la presión ocular -hipertensión ocular- a veces es el resultado de una enfermedad de los ojos, como el glaucoma, pero puede ocurrir sin una causa conocida. Puede presentarse en personas de cualquier edad o raza, pero ocurre con más frecuencia en las personas con diabetes, miopía e individuos mayores de 40 años de edad. Tener un historial familiar de hipertensión ocular o glaucoma -o ambos a la vez- también es un factor de riesgo. Los afroamericanos también están en mayor riesgo de padecer hipertensión en los ojos, muy probablemente debido a las diferencias físicas en su estructura ocular, según Glaucoma Research Foundation. Dado que esta condición carece de síntomas, se recomienda que los que están en mayor riesgo se controlen regularmente.

Beneficios de la cúrcuma

La curcumina en la cúrcuma es un potencial neuroprotector para el glaucoma, de acuerdo con Glaucoma Foundation, y ​​un estudio piloto encontró que tomar la curcumina retarda la progresión de la enfermedad. Aunque ningún estudio se ha centrado específicamente en la reducción de la presión del ojo, algunos estudios han demostrado que la curcumina reduce los mecanismos que conducen al glaucoma, lo que puede indicar que la reducción de la presión ocular es posible. Se necesitan más estudios, sin embargo, para dar respuestas definitivas. Las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anticoagulantes de la curcumina son responsables de los efectos beneficiosos que ayudan a proteger los ojos y la visión.

Tratamiento adecuado

La cúrcuma se utiliza en una variedad de alimentos, pero es mejor ingerirla en forma de cápsulas, tinturas o extractos para conseguir la dosis adecuada, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. Consumir la raíz de cúrcuma cruda también es aceptable, aunque los niveles de la curcumina presente no son tan consistentes como en las otras formas. Contacta a un médico antes de tomar cúrcuma o curcumina para la hipertensión ocular, para discutir tanto la dosis adecuada como las posibles interacciones con otros medicamentos, especialmente anticoagulantes, que estés tomando. No consumas cúrcuma o curcumina si estás embarazada, amamantando o si tienes enfermedad de reflujo gastroesofágico, cálculos biliares o una obstrucción del conducto biliar. Deja de tomarlas dos semanas antes de una cirugía para evitar posibles problemas de coagulación de la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por patricia a. palma