La cúrcuma para la depresión

Los sanadores tradicionales y herbales han usado las hierbas y las especias, como la cúrcuma, para curar una amplia variedad de condiciones mentales y físicas por miles de años. De acuerdo al Centro médico de la Universidad de Maryland, la cúrcuma ha sido usada por más de 4.000 años y se la usa comúnmente en la medicina ayurvédica y la tradicional china.. Este producto puede ayudar con los síntomas de ciertas condiciones físicas así como con problemas específicos de la salud mental, como la depresión.

Sobre la cúrcuma

Puede ser que estés familiarizado con la cúrcuma, también conocida como curcumin longa, por su utilidad en la cocina. Es un miembro de la familia del genjibre, que se usa con frecuencia en la cocina hindú y se le agrega a los curries por su distintivo color amarillo. Sin embargo, su ingrediente activo, la curcumina, se usa también para una multitud de condiciones de la salud. De acuerdo al Centro médico de la Universidad de Maryland, puede ser útil para prevenir los síntomas de la arteroesclerosis y aliviar la osteoartritis. Puede ser beneficiosa, potencialmente, para el cáncer y la diabetes, aunque se necesitan hacer más estudios. Además, la curcumina puede aliviar los síntomas de los desórdenes de los humores, como la depresión.

La depresión - Causas, síntomas y tratamientos

La depresión no es sólo la sensación de sentirse con un bajón o triste, es una enfermedad médica real que tiene síntomas que afectan tu habilidad de funcionar e impactan la calidad de vida. De acuerdo a la Guía médica del New York Times, la depresión tiene síntomas como los cambios en el apetito y las rutinas del sueño, sentimientos de inquietud o irritabilidad, falta de energía, pérdida de interés en las actividades que antes se disfrutaban, falta de esperanza, culpa inapropiada o sentimiento de inutilidad y, en algunos casos, pensamientos o gestos suicidas. Aunque se la trata generalmente con medicamentos y sicoterapia, algunas personas, tratando de evitar esos medicamentos y sus incómodos efectos secundarios, buscan alternativas o métodos holísticos de cura, como la meditación, la biorretroalimentación, el yoga, los ejercicios y los suplementos dietarios.

La cúrcuma para la depresión: Evidencia clínica

Los estudios clínicos muestran los beneficios de la cúrcuma para los humores y la depresión que se han hecho en animales. Uno de ellos, publicado en octubre 2006 en un número del diario Brain Research (Investigación del cerebro), examinó los efectos de la administración de la cúrcuma a las ratas de laboratorio luego de haberlas expuesto a un protocolo de un estrés crónico. Los resultados mostraron que los suplementos administrados tenían un efecto beneficioso en la reducción de los síntomas de la depresión. Estos resultados se pueden extrapolar a los humanos, aunque se necesitan hacer más estudios. Otro de los estudios, publicado en 2008 en el diario Psychopharmacology (Sicofarmacología), mostró que la curcumina aumentaba la producción de serotonina y provocaba un efecto anti-depresivo en los ratones de laboratorio expuestos a varias pruebas. Una revisión publicada en 2009 en un número del diario Scientific World (Mundo científico) presentó la hipótesis de que la curcumina puede proveer beneficios para la depresión asistiendo con la regulación de los neurotransmisores cerebrales como la dopamina y la serotonina e inhibiendo la enzima monoamino oxidasa, que tiene como papel romper esos neurotransmisores. Se necesitan más estudios en sujetos humanos para evaluar de manera completa los beneficios de la curcumina en la depresión.

Consideraciones

La cúrcuma se puede usar en polvo, cápsulas o fluidos. Pero, ni este ni otros suplemento dietarios son una cura para la depresión. Si planeas usar un suplemento, infórmale a tu médico, especialmente si tomas otra medicación o tienes alguna condición médica. De acuerdo al Centro médico de la Universidad de Maryland, la cúrcuma puede causar interacciones con las drogas antiplaquetas y anti-coagulantes, así como con las que se usan para la diabetes y las que controlan los ácidos del estómago. Si piensas que estás sufriendo de depresión, no intentes auto diagnosticarte. Consulta con un médico o un practicante calificado de la salud mental para que te haga un diagnóstico y con quién puedas discutir las potenciales opciones para el tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por adriana de marco