Curas para las uñas dañadas por la acetona

Tener uñas hermosas, como cualquier cosa que valga la pena tener, tiene un precio. Cambiar el esmalte requiere el uso de quitaesmalte, que a menudo contiene acetona. Según Paul Bryson, co-director de investigación y desarrollo en O.P.I., "...es verdad que tanto la acetona como los sustitutos comunes (como el etil acetato y la metil etil cetona) resecan mucho las uñas y la piel". Si tienes las uñas dañadas por esta sustancia, anímate. Puedes reparlas con cuidados tiernos y mimos.

Cremas para las cutículas

Las cremas para las cutículas son ricas en emolientes. En general se venden en envases pequeños, no en frascos dosificadores, y a menudo tienen la consistencia de una cera blanda. Los miembros de sheknows.com recomiendan "masajear la crema dentro y alrededor de las uñas todas las noches antes de irte a la cama".

Aceite de oliva


El aceite de oliva tibio es suavizante para las uñas secas y dañadas.

La sequedad es el principal problema que causa la acetona y la Clínica Mayo sugiere humectar las uñas y usar guantes de algodón en la cama para combatirla. Caliente 1/4 a 1/2 taza de aceite de oliva hasta que esté sólo un poco más caliente que a temperatura ambiente. Embebe tus uñas por 10 a 15 minutos cada noche antes de irte a la cama. Limpia tus manos con un paño pero no te las laves antes de colocarte los guantes de algodón. Haz esto todas las noche durante un mes y luego hazlo dos veces al mes como tratamiento preventivo.

Suplementos de biotina

No hay evidencia científica que indique que consumir gelatina sea benficioso para tus uñas, pero la Dra. Celeste Robb-Nicholson, editora en jefe de Harvard Women’s Health Watch, afirma que "Hay evidencias provenientes de estudios controlados pequeños que sugieren que la suplementación oral con la vitamina B biotina podría aumentar el grosor de las uñas quebradizas y reducir las roturas, aunque no está claro si es más efectivo que los humectantes". La Clínica Mayo también sugiere que tomes suplementos de biotina para la salud de las uñas. No es un remedio específico para las uñas dañadas, pero cualquier cosa que puedas hacer para fortalecer tus uñas ayudará a recuperarlas.

Protección


Los guantes de goma protegen las uñas de la desecación producida por los químicos agresivos y el agua caliente.

Cuando estés ayudando a recuperar tus uñas, protégelas de mayores daños. Usa guantes de goam para lavar los platos o cuando uses químicos agresivos y evita que se sequen más masajeando manos con un humectante cada vez que te las lavas. La Clínica Mayo también sugiere aplicar un endurecedor de uñas, pero aconseja evitar aquellos que contengan tolueno sulfonamida o formaldehído porque "estos químicos pueden producir enrojecimiento o irritar la piel".

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por paula santa cruz