Cómo curarse después de la muerte de un cónyuge

Cuando has experimentado la muerte de un cónyuge, puedes experimentar un sinfín de emociones en conflicto. Dependiendo de la situación, puedes sentir dolor, negación, shock, ira e incluso alivio. El proceso de curación que tiene lugar después de perder a un ser querido puede ser largo y arduo, lleno de consejos de amigos y familiares bien intencionados y de tu propia culpa sobre la decisión de seguir adelante. Es importante recordar que no existe una manera "correcta" para sanar después de la muerte de un cónyuge, por lo que debes seguir tus instintos y el duelo de una manera que sea cómoda para ti.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Pasa tiempo con la familia y amigos inmediatamente después de la muerte de un cónyuge. Tu familia puede ayudarte a hacer los arreglos para el funeral y te ayudarán a cuidar de tus obligaciones financieras. También puedes encontrar consuelo en su compañía, especialmente si no estás acostumbrado a estar en tu casa solo. Si tienes hijos, los miembros de la familia pueden ayudar a cuidar de ellos mientras te tomas el tiempo para sanar.

  2. Evita hacer grandes cambios hasta que hayas ajustado y aceptado la muerte de tu cónyuge. Vender tu casa de golpe, mudarte o cambiar de trabajo sólo puede agregar al proceso de duelo y volver a abrir viejas heridas. Tómate tu tiempo y si estás pensando en hacer un cambio para ayudar en el proceso de curación, piénsalo cuidadosamente y habla con tus amigos y familiares. Lo que se siente como la necesidad de un cambio importante puede ser tu manera de duelo por tu cónyuge.

  3. Únete a un grupo de apoyo formado por viudas y viudos que han sufrido una pérdida similar, según sugiere el National Institute of Aging. Cuando has perdido un cónyuge, puedes sentirte aislado y solo, especialmente alrededor de los amigos que todavía tienen a sus cónyuges. Un grupo de apoyo puede ayudarte a salir de casa e interactuar con los que te entienden.

  4. Pon a prueba tu nivel de comodidad volviendo a hacer algunas de las actividades de tu vida anterior, sugiere Families.com. Mientras que tus amigos te pueden presionar a salir de nuevo o disfrutar de la actividad sociales, si eso te hace sentir culpable o te hace daño, no hay prisa. En lugar de reanudar tu vida tal y como era antes de la muerte, tómate tu tiempo y añade actividades a medida que te sientas cómodo contigo, sin importar lo bien intencionados que sean tus amigos y los miembros de tu familia.

  5. Sigue tu propio patrón de dolor. El modelo de Kubler-Ross de pasar a través de la negación, ira, negociación, depresión y aceptación es un modelo muy popular en la comunidad de la psicología, pero el psicólogo clínico en la Universidad de Columbia y el escritor de "Psychology Today", George A. Bananno señalan que no es un modelo universal. Puedes experimentar sólo algunas de las etapas del dolor, o seguir en un patrón impredecible. No es necesario sanar de una manera determinada, como reanudar tu vida y recordar el pasado, encontrarás tu propia manera de curar con el tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por juan ignacio ceviño