Cómo curar una cutícula dañada

Las cutículas trabajan duro: Protegen al espacio sensible entre el final de tu piel y el comienzo de tu uña de los daños e infecciones. Debido a que la piel allí es tan delicada, es fácil que se seque y se dañe, lo que lleva a la formación de grietas, descamaciones y rasgaduras incómodas y poco atractivas. La mejor manera de cuidar de tus cutículas es mantenerlas hidratadas y luego dejarlas tranquilas, pero si se dañan hay algunas maneras de acelerar el proceso de curación.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Acondicionadores para el cabello
  • Paño suave
  • Aceite de oliva
  • Crema de manos hidratante
  • Guantes de algodón

Instrucciones

  1. Masajea unas gotas de acondicionador para el cabello en tus cutículas, recomienda RealSimple.com. El acondicionador suaviza las cutículas para que sean más flexibles y menos propensas a agrietarse y romperse.

  2. Remoja tus dedos en agua tibia. Hazlo durante 20 minutos, y usa un paño suave para empujar suavemente las cutículas, sugiere Richard K. Scher, MD, ex profesor de medicina en la Universidad de Brown, en una entrevista con "The New York Times". No utilices cortaúñas ni cortes tus cutículas, lo cual podría causar infecciones y más daño.

  3. Aplica aceite de oliva. Frota el aceite de oliva en las cutículas y las uñas cada vez que salgas de la ducha o te laves las manos para sellar la humedad, según RealSimple.com. Tus cutículas se curarán más rápido.

  4. Usa crema para las manos. Unta la crema de manos hidratante cada noche, y ponte un par de guantes de algodón antes de ir a dormir. Duerme con los guantes para que tu crema de manos pueda penetrar en la cutícula y curarlas. Masajea crema hidratante de manos en tus cutículas y tus manos periódicamente durante el día, sobre todo si tus cutículas comienzan a dolerte o se secan.

  5. No las quites. Dale a tus cutículas la oportunidad de sanar evitando empujarlas o quitándolas con tus uñas.

Consejos y advertencias

  • Si usas esmalte de uñas, siempre usa un removedor de esmalte que sea libre de acetona. La acetona puede exacerbar el daño de las cutículas.
  • Nunca cortes tus cutículas ni las quites. Puede causar lesiones e infecciones.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por eliana belen doria