Cómo curar un arete de pezón

Los aretes de pezón y los de ombligo están entre los adornos corporales más populares de la zona de abajo del cuello. Pueden tardar mucho tiempo en curarse por completo: de tres a cuatro meses para los hombres y de seis a nueve para las mujeres. Quien te haga el arete debería darte un régimen detallado de cuidado posterior para que cuides de él, pero hay algunas reglas aceptadas generalmente que puedes seguir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Limpiador antimicrobiano a base de cloroxilenol
  • Jabón de castilla
  • Hisopo (Q-Tip)
  • Papel de cocina
  • Sal marina (no yodada)
  • Agua
  • Taza

Instrucciones

    Limpieza diaria

  1. Lávate las manos con agua caliente y un limpiador antimicrobiano o jabón de castilla antes de tocar el lugar donde está el arete.

  2. Enjuaga tu arete de pezón con agua caliente. Suele ser más sencillo hacer esto en la ducha. Deja que el agua afloje los materiales secos y las costras que haya alrededor del arete. Usa un hisopo (Q-Tip) para quitar esto si es necesario.

  3. Coloca unas gotas de limpiador antimicrobiano o jabón de castilla a ambos lados del arete. Limpia cuidadosamente las partes expuestas del arete y los orificios de entrada y salida. No fuerces el arete para que se mueva o gire.

  4. Enjuaga bien para remover los residuos de jabón. Déjalo secar al aire si es posible. Si no, sécalo con un papel de cocina dando toquecitos suaves.

    Remojo diario en sal

  1. Mezcla 1/4 o 1/2 cucharadita de sal marina y una taza de agua caliente en una taza pequeña.

  2. Coloca la taza contra el arete, de manera tal que el arete y los orificios de entrada y salida queden completamente sumergidos.

  3. Remoja entre tres y cinco minutos.

  4. Enjuaga bien con agua tibia.

  5. Déjalo secar al aire o sécalo con un papel de cocina dando toquecitos suaves.

Consejos y advertencias

  • Los aretes de pezón suelen curarse mejor, o al menos sentirse más cómodos mientras se curan, cuando se les da un soporte firme usando una camiseta interior ajustada o un sostén sin costuras. Usa estas prendas incluso de noche para obtener mejores resultados.
  • Los aretes de pezón suelen estar bastante tiesos cuando se están curando. Esto es totalmente normal y no indica ningún problema. Nunca fuerces el arete para que se mueva, ya que esto puede dañar el tejido de tu pezón y prolongar el período de curación.
  • Las mujeres pueden sentir que sus aretes se inflaman justo antes o durante la menstruación.
  • No dejes que otras personas toquen tu pezón hasta que esté completamente curado. También evita el contacto oral con él.
  • No uses gel de aloe vera, cremas antibióticas, alcohol desnaturalizado o peróxido de hidrógeno sobre tu arete.
  • No vayas a nadar o a un jacuzzi hasta que tu arete esté curado por completo. Además, toma duchas en vez de baños si es posible.
  • Si crees que tu arete está infectado (por ejemplo, se ve rojo, se siente caliente o sensible al tacto) llama a quien te lo hizo para pedirle que te aconseje. La mayoría de las infecciones son menores y se resuelven fácilmente, así que evita quitarte el arete a menos que se te indique lo hagas.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por azul benito