Cupones: ya no son sólo para galletas

Una manera más sana de recortar cupones

El uso de cupones puede ahorrarte dinero en tu factura de supermercado, pero también te ayuda a comer más sano.

Uno de los mayores mitos de los descuentos es que no hay cupones de alimentos saludables, pero sin duda existen.

— Jill Cataldo, fundadora de los talleres de Super-Couponing

Los consumidores están recortando cupones ahora más que nunca. Mira cualquier programa de TV de cupones y podrás preguntarte por qué una familia necesita 100 barras de caramelo o botellas de 2 litros de refresco almacenadas. Los expertos y nutricionistas de ahorro en el consumo quieren que los compradores sepan que las ofertas no saludables no son las únicas cosas que se pueden comprar con los cupones. "Uno de los mayores mitos de los descuentos es que no hay cupones de alimentos saludables, pero sin duda existen" dijo Jill Cataldo, fundadora de los talleres de Super-Couponing y autora de la columna del periódico y serie de vídeos de difusión nacional "Super-Couponing Tips". Así que antes de agarrar las tijeras para comenzar a recortar, recuerda que no tienes que sacrificar tu salud para ahorrar dinero en comestibles.

Recorta esto, no aquello

"El valor promedio de los cupones ha crecido mucho en el último par de años", dijo Andrea Woroch, una experta en el ahorro de consumo que ha sido presentada en el programa "Today" de la NBC, "Fox & Friends" y "ABC News NOW". "Las personas que probablemente nunca utilizaron cupones antes ahora están quieren hacerlo".

Pero ve a la sección de cupones en el periódico del domingo y es muy probable que te desanimes con los descuentos para papas fritas y otros alimentos procesados​​.

"Los cupones se utilizan a menudo para productos envasados ​​que contengan azúcares añadidos y grasas trans", dijo Reyna Franco, una dietista registrada y entrenadora física certificada de la ciudad de Nueva York. "Los cupones a tener en cuenta son los bajos en grasa y los productos lácteos sin grasa, las frutas, las verduras, los cereales integrales y el pan".

Debido a que la Administración de Alimentos y Medicamentos ahora exige a los fabricantes de alimentos la lista de grasas trans en las etiquetas, es fácil ver qué productos disponibles en los cupones debes eludir en las góndolas. Las grasas trans, que se encuentran en mantecas vegetales, algunas margarinas, galletas, y otros refrigerios, pueden elevar las lipoproteínas de baja densidad, o los niveles de colesterol "malo".

Si eres el tipo de comprador que trata de tomar decisiones de compras inteligentes, no te desanimes por la cantidad de cupones que hay para la comida chatarra o con grasa; hay cupones disponibles para mejores alimentos, dijo Cataldo.

"Por lo general, compro los mismos tipos de alimentos que habría comprado antes de convertirme en un comprador de cupones", dijo. "Recientemente, he usado cupones en todo, desde cereales integrales, sopas orgánicas, vegetales congelados, vasos de yogur, fresas frescas, bolsas de naranjas y más".

En búsqueda de cupones orgánicos

Coincide tus cupones de comida orgánica con los días de múltiples descuentos en las tiendas.

Aunque los cupones para alimentos orgánicos solían ser pocos y distantes entre sí, a los consumidores les resulta un poco más fácil encontrar sus artículos favoritos de alimentos saludables a precios reducidos, gracias, en parte, a los sitios de redes sociales.

Muchas compañías orgánicas promueven activamente su comida en Twitter y Facebook, según Cataldo, y seguirlos en estas redes puede implicar ahorros adicionales. Las tiendas de alimentos también dedican secciones a cupones en sus sitios web.

"Muchos fabricantes de alimentos orgánicos y distribuidores no ponen sus cupones en el periódico del domingo, prefiriendo enviarlos directamente por correo", dijo Cataldo. "Pero tienes que ir a sus sitios web y optar por recibirlos".

Los cupones que encuentras de alimentos orgánicos, que coinciden con tu viaje de compras con los días de descuento de las tiendas te ahorrarán más dinero.

"Por suerte, cadenas de supermercados cada vez más grandes están implementando opciones saludables como las carnes alimentadas con pasto y los productos orgánicos", dijo Adrienne Hew, nutricionista certificada de Nueva Jersey. "La clave para el uso de los cupones está en ir a las tiendas los días de descuento doble y triple".

Ahorro más inteligente

Más allá de los cupones, hay más formas de reducir costos en tus compras de comestibles.

Woroch señala que una gran cantidad de marcas orgánicas ofrecen versiones genéricas de sus productos por un 40% a 60% menos que el elemento de marca. Compara las etiquetas de los ingredientes y te sorprenderás de lo mucho más que pagas por el embalaje.

En cuanto a los vegetales, compra todo entero y córtalo tu mismo para reducir el precio del producto. Lo mismo sucede con las carnes, las versiones cortadas cuestan de un 30% a un 60% más. Y no sólo esperes conseguir las especias en tu supermercado habitual, las tiendas naturistas, a menudo, las venden en grandes cantidades a precios más baratos.

Además, revisa los mercados de agricultores locales por productos frescos de la zona. Al comprar en temporada, ahorrarás dinero, incluso sobre las ofertas de los productores orgánicos. Echa un vistazo a las cooperativas de comida local y los servicios de entrega de productos orgánicos.

"Las cooperativas de alimentos pueden tener buenas ofertas para los miembros que están obligados a pagar una cuota de afiliación y que ayudan en la tienda de vez en cuando", dijo Franco.

Foto: Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por renee roberson
Traducido por sofia loffreda