Cómo cuidar tus sujetadores push up

Los sujetadores push up están diseñados para dar realce en el área del busto. Como con cualquier otro tipo de sujetador, tu push up debe ser lavado y cuidado apropiadamente para ayudar a mantener su forma, especialmente porque probablemente tenga acolchado en las copas. No arrojes tu sujetador en la lavadora con las zapatillas para correr sucias o lo aprietes en un cajón para guardarlo. Trátalo correctamente para mantenerlo en buena forma y aumentar su lapso de duración.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Producto de lavandería para remover manchas
  • Jabón para trastes suave
  • Bolsa de malla para lavandería
  • Detergente para lavandería suave
  • Detergente para lavandería regular
  • Toalla de baño

Instrucciones

  1. Dale tratamiento a las manchas antes del lavado. Aplica el removedor de manchas o frota unas cuantas gotas de jabón para trastes a las machas y déjalo actuar por 30 minutos antes del lavado

  2. Lava tus sujetadores push up en la lavadora con el ciclo de lavado suave. De acuerdo a la revista "Real Simple" (Realmente simple), la mayoría de la lencería puede ser lavada en la lavadora, aún si tiene la etiqueta de "lavar a mano". Abrocha los ganchos y coloca los sujetadores en la bolsa de malla para lavandería. Enciende la lavadora en el ciclo más corto y usa agua fría. Añade la cantidad recomendada de detergente de acuerdo con el tamaño de la carga. Usa detergente para lavandería regular para los sujetadores hechos se tela de algodón o sintética, y detergente suave para los sujetadores con encaje.

  3. Lava tus sujetadores a mano si quieres asegurarte de que no se enreden en el lavado. Llena una tina o el lavabo con agua tibia. Añade detergente para lavandería suave, de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Abrocha los ganchos en los sujetadores y voltéalos al revés. Mételos en el agua 5 minutos, luego amasa los sujetadores con tus manos mientras están sumergidos. Déjalos reposar por unos minutos más y enjuágalos bien bajo el agua limpia. Aprieta los sujetadores gentilmente para remover el exceso de agua y no los tuerzas o distorsionarás su forma, finalmente enróllalos en la toalla limpia para remover más agua.

  4. Nunca pongas tus sujetadores push up en la secadora porque se puede encoger el material o distorsionar el acolchado en las copas. Después de lavarlos, usa tus manos para que recuperen su forma y colócalos sobre una superficie para que sequen.

  5. Almacena tus sujetadores en un cajón, apilandolos uno arriba del otro. Dobla un sujetador a la mitad para que una copa quede justo arriba de la otra, luego coloca los sujetadores en una pila adentro del cajón. Evita invertir las copas para almacenar los sujetadores porque esto dañará las fibras y el aspecto de las copas.

  6. Empaca tus sujetadores apropiadamente cuando viajes. No los aprietes adentro del compartimiento para ropa interior de tu maleta. En vez de eso, rellena cada una de las copas con un par de pantaletas y apila tus sujetadores uno en cima del otro. Esto ayudará a evitar que se apachurren y pierdan su forma.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por maria del rocio canales