Cómo cuidar de tu salud

Para mantenerte tan sano como sea posible, tienes que ser un participante activo en tu propio cuidado. Puedes mantener tu salud y bienestar siguiendo unos cuantos pasos cada día y estando al pendiente de cómo te sientes. Esta responsabilidad no sólo es para los adultos, sino también para los adolescentes. Consulta a tu médico sobre un estilo de vida sano y evita adquirir hábitos o realizar actividades que tienen el potencial de dañar tu cuerpo en cualquier forma.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Deja de fumar y si no lo haces, no empieces, sugiere Familiydoctor.org. Fumar es un riesgo mayor para desarrollar una condición pulmonar crónica, como enfisema o cáncer pulmonar. Haz lo mejor para evitar situaciones en las que seas fumador pasivo.

  2. Lleva una dieta sana, bien balanceada y nutriente. Esto no significa que no puedas disfrutar comida rápida de vez en cuando, pero no abuses. Asegúrate de comer de tres a cinco porciones de vegetales todos los días, y de dos a tres de fruta. Los niños, adolescentes y adultos deben consumir de dos a tres raciones de productos diarios y de cinco a siete onzas de carne o fríjoles, sugiere el sitio MyPlate.org de USDA.

  3. Ejercítate cada día si puedes, pero al menos tres o cuatro veces por semana. Además de mejorar tu condición mental y humor, el ejercicio ayuda a tu cuerpo a ser fuerte y a resistir enfermedades, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. También te ayuda a mantener un peso sano, incrementar tu nivel de energía y a dormir mejor por la noche.

  4. Resiste a la presión de beber, sin importar tu edad. Beber afecta tus órganos vitales, independientemente de cuánto bebas, advierte el Colegio de Prevención de la Bebida. Beber puede causar enfermedades como hepatitis o inflamación del hígado, también incrementa la presión arterial, lo que agrega presión sobre el corazón para bombear la sangre oxigenada a las células y tejidos del cuerpo, incluyendo el cerebro.

  5. Evita conducir, si has bebido y resiste la urgencia de ser un pasajero en un auto conducido por alguien que bebió o se drogó. Tal vez te avergüences de llamar a alguien para que te recoja, pero la otra alternativa es peligrosa.

  6. Evita tener sexo sin protección. Las enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia, gonorrea o sífilis son devastadoras para el cuerpo y te pueden causar esterilidad. Otras enfermedades transmisibles como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o VIH, conocido comúnmente como SIDA, daña las funciones del cuerpo e incluso causa la muerte.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por diana i. almeida