Cómo cuidar una rodilla golpeada

Los moretones en la rodilla se producen cuando los pequeños vasos sanguíneos debajo de la superficie de la piel se rompen y permiten que la sangre se filtre en el tejido blando, causando decoloración, hinchazón y dolor. El nivel de malestar y la duración de la recuperación dependen de la severidad y la localización de la contusión, siendo las periósticas, o de hueso, las que toman más tiempo para curar. Los golpes que ocurren debajo de la piel se llaman hematomas subcutáneos, y tienen el tiempo de recuperación más corto. Los golpes que se producen en los músculos alrededor de las rodillas, llamados intramusculares, son más dolorosos que las lesiones subcutáneas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Compresa fría
  • Acetaminofeno

Instrucciones

  1. Detén toda actividad que implique el uso de la rodilla hasta que todo el dolor y la inflamación se hayan ido. Mientras que algunos moretones pueden persistir después de que la contusión se ha curado mayormente, continuar el uso de la rodilla mientras la lesión está presente puede empeorar la apariencia, el dolor y la hinchazón.

  2. Aplica una compresa fría en la rodilla golpeada para minimizar la inflamación y promover la cicatrización. Utiliza la compresa durante 15 minutos cada hora para obtener los mejores resultados. No apliques el hielo directamente sobre la piel. Si lo haces, puedes causar daños en los tejidos.

  3. Coloca tu pie sobre almohadas cuando te acuestes para elevar la rodilla por encima del nivel del corazón. Esto reduce la decoloración y la hinchazón evitando que la sangre se estanque en el tejido alrededor de la zona golpeada.

  4. Toma acetaminofeno para el dolor. Evita la aspirina o el ibuprofeno durante las primeras horas, a menos que tu médico indique lo contrario, ya que estos medicamentos pueden potencialmente empeorar el sangrado y los hematomas. Pide a tu médico un anti-inflamatorio de prescripción si los medicamentos de venta libre no son efectivos.

  5. Lleva una prenda de compresión en la rodilla si tu médico recomienda hacerlo. Dependiendo del tipo de lesión que hayas sufrido, una prenda de compresión o una venda elástica pueden ayudar a reducir la inflamación y acelerar la recuperación.

  6. Usa muletas u otro tipo de ayuda motriz según las indicaciones de tu médico. Ten mucho cuidado al subir y bajar escaleras para prevenir una nueva lesión de la rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por mar bradshaw