¿Cómo cuidar los pompones de animadora?

Si eres animadora, tus pompones no son sólo un accesorio llamativo, son una extensión de tu cuerpo. Sin pompones esponjados y bien cuidados, tu rutina no tendrá gran éxito. Por lo general, están hechos de materiales plásticos, por lo que su cuidado requiere muy poco trabajo. Con un poco de mantenimiento, puedes mantener tus pompones como nuevos por años.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Jabón suave
  • Toalla

Instrucciones

  1. Sostén el pompón firmemente por las hebras y agítalo con fuerza cuatro o cinco veces para que se esponje rápidamente. Esto es necesario después de haberlos almacenado por un tiempo o cuando quieres que se vean especialmente esponjosos para un gran juego o competencia. Después de haberlo sacudido en un área, toma otro conjunto de hebras y agita de nuevo, repitiendo hasta que hayas cubierto toda la superficie del pompón. Para un toque final, sostén cada pompón por el mango y sacúdelo por unos segundos.

  2. Jala cada hebra de tus pompones para esponjarlo más meticulosamente, aunque esto toma más tiempo. Colócalos en el suelo o sobre una superficie plana. Jala cada hebra con firmeza hasta que quede completamente estirada, exceptuando las 10 primeras hebras conectadas al mango. Jala una hebra a la derecha y la siguiente a la izquierda, y así sucesivamente alternando la dirección hasta hacerlo con todas las hebras. Péinalas suavemente con los dedos y agita los pompones por el mango cuando hayas terminado jalar las hebras.

  3. Pon los pompones bajo el chorro de agua, y coloca una o dos gotas de jabón suave en todas las hebras y el mango para lavarlos. Enjuaga completamente los pompones y sacúdelos vigorosamente. Colócalos sobre una toalla limpia o cuélgalos en un lugar bien ventilado para que se sequen. Deja que lo hagan completamente antes de usarlos de nuevo.

Consejos y advertencias

  • Almacena los pompones en una bolsa grande con ventilación para mantenerlos frescos y secos. Coloca una hoja perfumada en la bolsa para mantenerlos con un olor fresco.
  • Mantén siempre los pompones lejos de la luz solar directa, del calor excesivo y los espacios húmedos.

Más galerías de fotos



Escrito por dan ketchum | Traducido por daniela fedorov