Cómo cuidar de la piel grasa en el invierno

El invierno puede ser un cambio bienvenido para la piel grasa. Con una disminución en la humedad cuando el tiempo se enfría, puedes pasar más tiempo sin secarte el rostro y empolvar la nariz. Sin embargo, esto no significa que tus glándulas sebáceas dejen de producir aceite en exceso. El cuidado de la piel en invierno requiere ajustes en tu rutina de belleza, pero no debes abandonar por completo los productos que usas para el cuidado del rostro.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Limpiador cremoso
  • Humectante basado en agua
  • Pantalla solar no comedogénica
  • Tónico de ácido salicílico (opcional)

Instrucciones

  1. Lava tu rostro dos veces al día para mantener el exceso de sebo a raya. Debido a que tienes menos cantidad excesiva de aceite en el rostro no significa que debes dejar las sesiones de limpieza. En su lugar, cambia un limpiador que tiene un medicamento fuerte por un limpiador cremoso que no resecará tu rostro.

  2. Devuelve la humedad perdida a tu piel con un humectante basado en agua. Si bien el propósito de la limpieza es controlar el exceso de sebo, eliminar los aceites naturales de la piel pueden causar una resequedad no deseada. El humectante adecuado puede reponer la hidratación para proteger el rostro sin provocar brotes. No uses humectantes basados en aceite ya que pueden dejar tu piel demasiado grasa.

  3. Aplica una pantalla solar cada mañana después de lavar tu rostro. Elige una versión no comedogénica diseñada para la piel grasa, este tipo de producto está diseñado para no tapar tus poros. Para ahorrar tiempo y dinero, elige un humectante diario o una base de maquillaje que tenga una pantalla solar integrada. Las quemadura solar sólo aumenta el riesgo de las arrugas prematuras y el cáncer de piel, pero el efecto de secado también puede aumentar la producción de aceite y los granos subsecuentes.

Consejos y advertencias

  • Si necesitas ayuda para controlar el acné durante el invierno, usa productos con ácido salicílico en lugar del peróxido de benzoilo. El ácido salicílico tiende a ser menos secante pero igual puede disminuir la inflamación. Trata de aplicar un ácido salicílico que contenga un tónico una vez al día, después de la limpieza.
  • Todos los tipos de piel son susceptibles a la resequedad durante los meses de invierno, que tienen un bajo contenido de humedad. No apliques demasiada cantidad de medicamentos tópicos para reducir el exceso de resequedad. Ten en cuanta que una vez que tu piel está seca, las glándulas sebáceas deben funcionar más para producir más sebo y esto puede provocar el acné.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por alejandra prego