Cómo cuidar la piel después del parto

Los primeros meses después de haber tenido un bebé pueden ser un período extenuante y muy ocupado. Con todas las demandas del recién nacido puede ser difícil encontrar un tiempo para cuidar tu piel de manera apropiada. Sin embargo, como la piel es el órgano más largo del cuerpo, los problemas que experimenta no se pueden ocultar con facilidad. Después del parto, los cambios hormonales pueden causar una variedad de problemas dérmicos, desde acné hasta decoloraciones y manchas. Por fortuna, hay una variedad de métodos, tanto externos como internos, para que puedas cuidar tu piel aunque tengas una vida muy ocupada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial suave
  • Loción hidratante a base de agua
  • Verduras de hoja verde oscuro
  • Aceite con vitamina E, aceite de oliva y mantequilla de cacao
  • Protector solar

Instrucciones

  1. Elimina el exceso de aceite del rostro para prevenir el acné. Limpia la piel dos veces por día con un limpiador suave con la ayuda de tus dedos o de un paño suave.

  2. Aplica una loción hidratante a base de agua después de lavar el rostro si tienes piel seca.

  3. Bebe al menos ocho vasos de agua por día. De esta forma contribuyes con la función hepática y ayudas a estabilizar las hormonas.

  4. Consume verduras de hojas verdes, como brócoli, rúcula, col rizada (kale) y espinaca. Estos tipos de verduras contienen abundantes vitaminas y minerales que la requiere para mantenerse saludable.

  5. Aplica aceite con vitamina E, aceite de oliva o mantequilla de cacao para reducir la apariencia de las estrías. Evita el uso de cremas antiestrías con ingredientes poco conocidos, porque pueden ser peligrosos si amamantas al bebé.

  6. Aplica protector solar para protegerte de los rayos del sol. Este producto, además de cubrir tu piel al aire libre, te ayuda a atenuar las manchas de pigmentación relacionadas con el embarazo, denominadas cloasma.

  7. Haz que el descanso sea una prioridad. Dormir mucho tiempo equivale a lucir una piel saludable. Trata de dormir siempre que el recién nacido duerma.

Consejos y advertencias

  • Toma un suplemento multivitamínico para compensar cualquier disminución nutricional durante el embarazo. El sitio web Parents Canada explica que la piel necesita de una nutrición adecuada, sobre todo en el caso de las madres que se recuperan del parto. Debes conseguir un suplemento que contenga vitaminas E, C, A, zinc y selenio; esto es sobre todo importante para las madres que a menudo agotan la cantidad de nutrientes en el cuerpo durante la lactancia materna.
  • Según el sitio web Baby Center, es importante consultar con un médico si experimentas síntomas o problemas dérmicos que te preocupen. El profesional podrá recetar una crema o un medicamento para aliviar esos problemas. Además, se puede administrar una terapia láser para tratar muchas afecciones de la piel.
  • En ocasiones, estos problemas dérmicos, como manchas oscuras, pueden ser un indicio de una condición médica subyacente, como la inactividad de la tiroides. El médico puede pedir un análisis de sangre para determinar si sufres de afecciones subyacentes.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por vanesa sedeño