Cómo cuidar a un niño con su primer diente flojo

Perder los dientes de leche para que los permanentes empiecen a salir es un proceso muy normal, pero para un niño, perder su primer diente puede ser una experiencia aterradora e incómoda. La mayoría ellos experimentan molestias físicas y emocionales de que un diente gradualmente se afloje mientras otro empuja desde debajo. Como padre, puedes ayudarlo a calmarse convenciéndolo que está seguro y haciendo que el diente salga más fácil.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Visita al dentista. Los primeros viajes al dentista de muchos niños vienen cuando empiezan a perder sus dientes de leche. El dentista será capaz de educar a los padres y al niño acerca de lo que puede esperar en los próximos meses y años, y cómo deben prepararse para ellos y qué hacer con los dientes. El también será capaz de echar un vistazo a los dientes flojos y estimar cuán cerca van a salir.

  2. Dale a tu hijo caramelos masticables para comer, como Starburst y Tootsie Rolls. Tu hijo probablemente va a experimentar molestias con los dientes en algún momento, y esto suele indicar que un diente está casi listo para salir. Los alimentos masticables ayudarán a acelerar el desprendimiento de los dientes de las encías.

  3. Prepáralo para cualquier sangrado que pueda ocurrir. La mayoría de los niños temen a la sangre porque lo asocian con el dolor, lesiones y muerte. Dile que puede sangrar, pero que no hay nada de qué preocuparse, es solo un poco de sangre perdida del diente al desprenderse de las encías. Puedes indicarle que limpie la sangre con papel de seda o gasa después de que el diente salga.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por lucia ayala