Cómo cuidar y limpiar las botas de campismo

El excursionismo puede ser un pasatiempo enriquecedor, pero no muy limpio. El hermoso campo abierto está lleno de lodo, polvo y otros desechos que manchan y cubren tus botas de campismo. La tierra y el lodo pueden hacer que los materiales de las botas se descompongan, reduciendo por lo tanto la cantidad de apoyo y seguridad que proporcionan. Cuida tus botas de campismo de manera adecuada y limpia el lodo de tu calzado de manera regular para mantener tus pies cómodos en los senderos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cepillo duro
  • Mazo de goma
  • Cuenco
  • Trapo suave
  • Jabón para cuero
  • Periódico
  • Ventilador
  • Acondicionador para botas
  • Agente impermeabilizante

Instrucciones

    Limpiar el lodo de tus botas

  1. Saca las plantillas removibles de tus botas de montaña y déjalas a secar mientras limpias tus botas.

  2. Usa un cepillo de nailon duro o de cabello de caballo para retirar el lodo seco o flojo de tus botas. Los cepillos de metal normalmente son demasiado abrasivos y pueden dañar el calzado de cuero. Cepilla con movimientos firmes, trabajando a contrapelo en el caso de las botas de gamuza.

  3. Golpea suavemente los lados de las botas con un mazo de goma para retirar pedazos sólidos de lodo de las suelas. Si el lodo está muy metido en el dibujo de las suelas de las botas, ponlas en un cuenco somero con agua tibia. Llena el cuenco con justo suficiente agua para remojar las suelas pero no el área superior de las botas. Dependiendo del estado de tus botas, puede que debas dejarlas remojar unas cuantas horas para aflojar el lodo antes de enjuagarlo bajo el grifo o con una manguera de jardín.

  4. Humedece un paño suave con agua tibia y frota el jabón para cuero en las áreas lodosas de las botas de cuero. El jabón para cuero se vende en latas pequeñas en tiendas para artículos deportivos o de suministros para actividades al aire libre. Da un masaje suave con el jabón en las botas para levantar las manchas. Frota suavemente las botas con otro paño suave y limpio para retirar el lodo, la tierra y el jabón de las botas. Las botas hechas de materiales sintéticos pueden limpiarse con una o dos gotas de detergente para platos disuelto en agua en vez del jabón para cuero.

  5. Coloca las botas de campismo en un área fresca y seca, y permite que se sequen al aire. Puedes acelerar el proceso de secado rellenando las botas de montaña con periódico o poniéndolas frente a un ventilador, de acuerdo con el vendedor de suministros para exteriores REI.

    Cuidado extendido para las botas de campismo

  1. Guarda las botas de campismo a temperatura ambiente o en un lugar fresco. Evita dejarlas o secarlas frente a una fogata u otra fuente de calor. El calor puede deformar el cuero y secar los adhesivos usados en las suelas de las botas, de acuerdo con Keff Bredenberg, autor de "Clean it Fast, Clean it Right" (Límpialo rápido, límpialo bien).

  2. Aplica acondicionador para cuero a las botas de campismo periódicamente, especialmente si usas el jabón para cuero para limpiarlas. El acondicionador mantiene las botas suaves y evita el agrietamiento. El jabón para cuero puede secar el cuero de manera prematura si se usa con frecuencia. El acondicionador para cuero normalmente viene en una botella de aerosol, también puede estar etiquetado como cera.

  3. Impermeabiliza las botas de campismo para ayudar a mantenerlas limpias y secas. Los agentes impermeabilizantes, a menudo vendidos como aerosol, a veces también son llamados "grasa". La frecuencia con la que vas de excursión determina cuán seguido tendrás que impermeabilizar o "engrasar" tus botas. No hay un consenso con respecto a si debes impermeabilizarlas cuando estén secas o húmedas. Sigue las indicaciones de la etiqueta del fabricante para determinar el mejor uso de un producto específico.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por alfredo romero mariscal borbolla