Cómo cuidar del cabello después del entrenamiento

Cuando entrenas, el sudor penetra en el cabello y hace que luzca graso y sucio. Esto no es un problema si luego te diriges a dormir a tu casa. Si tus actividades diarias aún no han terminado, busca formas para que tu cabello luzca fresco. Una ducha y un lavado con champú es lo mejor después del ejercicio pero puedes quitar el sudor sin necesidad de lavarte el cabello. El champú seco, los tónicos astringentes para el cabello y un secador te ayudarán a desengrasar el pelo sin necesidad de mojarlo y formar espuma.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Tónico astringente para el cabello
  • Champú
  • Champú en seco
  • Cepillo
  • Secador
  • Suero o crema para peinar con silicona

Instrucciones

  1. Enjuaga el cabello bajo el agua tibia si tienes el tiempo para hacerlo en la ducha. Aplica una cantidad del tamaño de una moneda de un níquel de champú entre las manos y luego masajea el cabello desde las raíces hasta las puntas. Presta especial atención a las zonas donde se junta el sudor como alrededor de la línea del cabello y en la nuca. Enjuaga bien.

  2. Rocía el cabello con un tónico astringente si tienes el tiempo de ducharte pero no deseas mojarte la cabellera. Permite que el vapor y el calor de la ducha ayuden a que el tónico penetre en el cabello sin necesidad de enjuaguarlo. El tónico descompone el exceso de sebo y sudor sin usar agua. Elige un producto que contenga mente o aceite del árbol del té (que son astringentes potentes que también tienen un aroma agradable). Una vez que hayas terminado en la ducha, seca el cabello completamente con el secador y luego alísalo, rízalo o péinalo en la forma normal.

  3. Rocía el cabello con un champú seco si no puedes meterte en la ducha. Agita una lata de champú seco algunas veces y luego sostenla a 10 pulgadas de la cabeza. Mueve lentamente la lata hacia adelante y atrás a medida en que rocías el champú en las raíces. No uses demasiado producto en un solo lado. Si ves acumulación o un polvo blanco en el cabello has aplicado demasiado. Espera unos minutos y cepilla el polvo a lo largo del cabello para que absorba el aceite y la suciedad del cuero cabelludo. Busca el residuo restante y quítalo con el cepillo. Si sientes que una zona está grasa, aplica un poco más de champú y cepíllalo.

  4. Usa un secador para refrescar el cabello si no puedes lavarlo. Después de ejercitar, dirige el aire caliente a la nuca y luego muévelo alrededor de la línea del cabello durante tres a cinco minutos para secar el sudor. Frota unas gotas de suero o crema de peinar con silicona en el cabello que enmarca tu rostro y luego dirige el secador a esos mechones para quitar el encrespado y proporcionarle brillo al cabello.

Consejos y advertencias

  • Si el gimnasio proporciona champú, deberías evitarlo. Este puede ser demasiado fuerte, especialmente para el cabello seco o fino. En su lugar, lleva tu propio champú desde casa.
  • Para evitar que el cabello cuelgue en tu rostro durante el ejercicio, usa una cinta para la cabeza hecha de tejido de rozo u otro material absorbente. Esta absorberá el sudor y lo mantendrá alejado de tu rostro.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por alejandra prego