Cómo cuidar del cabello afroamericano alisado

El cabello afroamericano tiene las cutículas muy abiertas, lo que permite que penetre la humedad pero también implica que tiene la tendencia a secarse. Los alisadores químicos pueden aumentar la resequedad porque su función es descomponer el cabello al cambiar su equilibrio del pH. Mantener el cabello alisado en forma adecuada no es difícil. El cuidado se basa en la humectación, que no sólo mantiene fuerte el cabello sino que realza el aspecto elegante que crea el alisado. Con un poco de atención adicional puedes mantener el cabello alisado con el mismo esfuerzo que empleas para el cuidado del cabello natural.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Champú suave
  • Reconstructor
  • Acondicionador profundo
  • Turbante absorbente o toalla
  • Peine de dientes anchos
  • Aceote de oliva o de almendras (opcional)
  • Turbante para dormir o pañuelo (opcional)
  • Funda de raso (opcional)

Instrucciones

  1. Sigue las recomendaciones del peluquero en cuanto al tiempo que debes esperar para lavar tu cabello después de un tratamiento de alisado. Generalmente debes esperar tres días a una semana.

  2. Trata el cabello con un reconstructor después de los primeros lavados con champú. Deja el producto en el cabello el tiempo recomendado por el fabricante; no escatimes en el tiempo. Esto ayudará a alisar el cabello.

  3. Lava el cabello una o dos veces por semana, usando un champú suave. Concéntrate en masajear el champú en el cuero cabelludo y deja que corra hasta las puntas. Termina con un acondicionador profundo, concentrándote principalmente en las puntas. Deja el acondicionador durante cinco a 10 minutos, mientras te afeitas o exfolias o lo que haces normalmente mientras te duchas.

  4. Envuelve el cabello en un turbante o en una toalla absorbente cuando has terminado de ducharte. No lo enrolles o lo frotes, deja que el material absorba el exceso de agua.

  5. Desenreda el cabello con un peine de dientes anchos. Espera a que se seque al aire, levantándolo de las raíces con los dedos cada pocos minutos.

  6. Proporciona a tu cabello un tratamiento con aceite caliente una vez por semana. Entibia el aceite de oliva o de almendras en el microondas o coloca un pequeño tazón de aceite en uno más grande lleno de agua caliente. Masajea el aceite a lo largo y hasta las puntas del cabello. Envuélvelo en un turbante o en un pañuelo para dormir y deja el aceite durante toda la noche.

Consejos y advertencias

  • Duerme con una funda de satén cuando no envuelves el cabello para evitar que se quiebre debido a la fricción.
  • Nunca apliques tratamientos alisadores con una frecuencia mayor a 8 o 10 semanas o puedes dañar el cabello en forma permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por alejandra prego