Cómo cuidar el cabello biracial

Los niños de padres de diferentes razas a menudo tienen un cabello que combina las mejores y peores características de cada marca genética. Examina el cabello de tu hijo para determinar qué características debes considerar antes de tratar de acicalar, lavar y peinar su cabello. para obtener mejores resultados, usa productos y técnicas para el tipo racial de cabello más dominante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Horquillas o bandas elásticas
  • Peine de dientes anchos
  • Champú hidratante
  • Acondicionador
  • Cepillo para el cabello
  • Secador de cabello
  • Aceite para el cabello

Instrucciones

    Desenredar

  1. Desenreda el cabello biracial rizado antes de intentar arreglarlo o lavarlo. Divide el cabello en varias secciones y usa horquillas o bandas elásticas para separarlas. El grosor y el largo determinarán cuántas secciones necesitas.

  2. Abre una sección de cabello y sostenla con una mano. Comienza peinando los extremos del cabello con un peine de dientes anchos. Continúa peinando desde los extremos hasta la raíz.

  3. Usa tus dedos para separar hebras que no puedes desenredar fácilmente con el peine. No fuerces el peine en los nudos grandes.

    Lavar y acondicionar

  1. Lava con champú el cabello biracial de tu niño cada siete a 10 días, a menos que sea muy graso. El lavado más frecuente hará que el cabello se vuelva inmanejable. El cabello afroamericano a menudo es mucho más seco que el cabello caucásico debido a que el patrón ondulado evita que el aceite natural del cuero cabelludo llegue al largo del cabello.

  2. Usa un champú hidratante con pH5. Este pH es el más cercano a la alcalinidad del cabello humano, por lo que estos champús hacen que el cabello sea manejable y brillante. Evita los champús que contengan alcohol, glicol y sulfatos ya que tienden a quitar el aceite del cabello y el cuero cabelludo.

  3. Aplica un acondicionador después de cada lavado. Los productos que contienen lanolina, aceites o mantequillas vegetales y colesterol para mantener la cutícula, la capa externa, de cada cabello lisa y hacer que el cabello sea más suave.

  4. Masajea el cuero cabelludo con un aceite vegetal liviano como aceite de jojoba o de coco (coconut) después de cada lavado. Desenreda el cabello y luego pasa el aceite con el cepillo hasta las puntas. Dependiendo del patrón de rizos del cabello, puede que necesites aplicar más aceite directamente sobre el cabello entre los champús para mantenerlo hidratado y brillante.

  5. Desenreda el cabello después del lavado con un peine y un secador de cabello. Usa la temperatura baja. Comienza en las puntas y trabaja hacia las raíces. Ve lentamente; el pelo rizado mojado es propenso a quebrarse.

    Peinar

  1. Escoge peinados que mantengan su cabello ordenado, pero no apliques presión excesiva en el cabello y el cuero cabelludo. Las trenzas tirantes, en particular con extensiones agregadas, pueden causar alopecia por tracción. La presión constante y el peso de las extensiones dañan los folículos pilosos.

  2. Peina su cabello de la forma que quieras, si no lo vas a tejer, trenzar, retorcer o entrelazar.

  3. Usa un cepillo para alisar el cabello antes de colocar hebillas, diademas u horquillas después de hacer el peinado que desees.

Consejos y advertencias

  • Puede que debas probar varios champús y acondicionadores antes de encontrar los que tengan el balance adecuado para su tipo de cabello.

Más galerías de fotos



Escrito por carol luther | Traducido por maria eugenia gonzalez