Cómo cuidar un bolso de mano de nailon

Llevas tu bolso de nailon a donde quiera que vayas, por lo que es natural que desees que tu bolso luzca espectacular. Los bolsos de nailon resisten al agua, al viento y otros tipos de daños. Sin embargo, atraen la suciedad y las manchas después de unas semanas de uso intensivo. Estos bolsos no necesitan muchos cuidados especiales, pero si el tuyo se ensucia, lo puedes limpiar con un poco de agua jabonosa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Recipiente
  • Jabón líquido suave
  • Toallas
  • Cepillo de cerdas duras (opcional)

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Saca todo fuera del bolso. Voltéalo boca abajo sobre un cubo de basura, luego agita un par de veces para eliminar las migas, el polvo y otros residuos.

  2. Llena un recipiente con agua tibia. Añade unas gotas de jabón líquido suave al agua. Agita el jabón en el agua hasta que aparezca espuma.

  3. Humedece una toalla o un trapo en el agua jabonosa. Exprime el trapo para liberar el exceso de líquido.

  4. Limpia la superficie del bolso con una toalla mojada. Limpiarlo suavemente eliminará más suciedad. Para manchas difíciles, aplica una presión suave y frota hasta que la marca desaparezca. Si todavía no puedes deshacerte de la mancha, frota con un cepillo húmedo de cerdas duras.

  5. Seca el bolso con una toalla limpia para eliminar el exceso de humedad. Deja que se seque al aire antes de poner cualquier cosa en él.

Consejos y advertencias

  • Si no te sientes cómoda lavando tu bolso a mano, también puedes llevarlo a una tintorería.
  • Algunos bolsos de nailon también pueden contener elementos de cuero, tales como la agarradera o los bordes. Lava las piezas de cuero con cuidado para evitar daños o alterar el color. No apliques productos de limpieza al cuero; usa solo agua.
  • Nunca pongas tu bolso de nailon en la lavadora o secadora de ropa. Estos dispositivos pueden dañar el tejido delicado.
  • No sumerjas tu bolso de nailon en el agua. Al hacerlo es posible que arrugues o deformes el forro.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por mayra cabrera