Cuidado de la salud y desarrollo infantil

Podría parecer que tu hijo sano visita al médico mucho tiempo, pero todas esas visitas juegan un papel importante en el desarrollo de tu bebé. Los chequeos de un niño sano vienen con frecuencia en los primeros años, cuando tu pequeño se está desarrollando rápidamente. Trabajar con un proveedor de atención de la salud de tu hijo apoya su desarrollo y ayuda a identificar los problemas a tiempo.

Colaboración

El control del niño sano te da la oportunidad de trabajar con tu proveedor de atención médica para asegurarte que el desarrollo de tu hijo va por buen camino. El médico por lo general tiene una lista de control para seguir en base a la edad del niño. El examen físico de tu hijo y las preguntas que realiza lo ayudan a saber en qué punto de su desarrollo está tu hijo. Tu visión también es crucial, ya que tú conoces a tu bebé. Sabes lo que es normal para tu pequeño y cómo reacciona en determinadas circunstancias. Compartir tus diferentes perspectivas crea una visión más completa del crecimiento de tu hijo.

Controles de rutina


El pediatra evalúa a tu pequeño en las etapas de desarrollo.

El pediatra evalúa a tu pequeño en las etapas de desarrollo. Se revisa el desarrollo físico a través de mediciones y viendo a tu hijo realizar tareas. Interactúa con tu hijo al observar movimientos, comportamientos y hacer uso del lenguaje. El médico hace preguntas sobre la dieta de tu niño, el uso del lenguaje y sus comportamientos. Según los "Centros para el Control y Prevención de Enfermedades", los niños con mayor riesgo de retraso en el desarrollo, como un bebé que nace antes de tiempo, a menudo se someten a exámenes más detallados para comprobar su desarrollo.

Demoras


Cuando se sospecha de retrasos en el desarrollo, el médico realiza pruebas de detección adicionales para determinar si existe un problema.

Cuando se sospecha de retrasos en el desarrollo, el médico realiza pruebas de detección adicionales para determinar si existe un problema. Las controles regulares de salud permiten a tu médico realizar un seguimiento de los temas. Por ejemplo, si tu hijo de 4 meses de edad no asiste a un control, el pediatra puede monitorear su progreso en la cita de seis meses después. La identificación de retrasos en el desarrollo temprano permiten al pediatra que derive a tu hijo a un especialista de intervención temprana. Si se detecta un retraso en el habla, el médico podría derivarlo a un terapeuta del habla. Cuando un niño se queda atrás en la coordinación y habilidades motoras gruesas, una referencia de terapia física es una opción. Al llevar a tu hijo al médico regularmente, tendrás acceso más temprano a los servicios de intervención que pueden ayudar a tu hijo.

Educación para padres


El pediatra puede proporcionar más información y abordar las preocupaciones que los padres tienen sobre el desarrollo.

La experiencia del médico en el desarrollo infantil sirve como un recurso para que los padres busquen la atención regular médica para sus hijos. Las preguntas que tu médico te hace le dan una idea de las expectativas de desarrollo de tu hijo. El pediatra puede proporcionar más información y abordar las preocupaciones que los padres tienen sobre el desarrollo. Por ejemplo, si tu niño sólo dice unas pocas palabras, tu médico puede explicarte los patrones de voz habituales de un niño de su edad y cuándo preocuparse. El contacto regular con un médico ayuda a los padres en el desarrollo de habilidades que complementan el desarrollo del niño, de acuerdo con el Commonwealth Fund, una fundación privada que promueve el acceso a la atención sanitaria. Por ejemplo, tu médico te puede sugerir actividades para desarrollar las habilidades del lenguaje de tu niño.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por luciano ariel castro