El ajo y el cuidado del cabello

El ajo hace mucho más que darle un toque especial a tus comidas. Esta planta de aroma y sabor penetrante trabaja combatiendo las infecciones por hongos y virus y reduciendo la presión arterial, el colesterol y el riesgo de desarrollar coágulos en la sangre y enfermedades del corazón, apunta Women Fitness. El ajo también funciona como un antiséptico capaz de absorber las toxinas de tu cuerpo. Si te decides a utilizar el ajo en tu cuero cabelludo, podrás obtener algunos beneficios adicionales que te permitirán embellecer tu cabellera.

Beneficios para el cabello

La sustancia llamada alicina es a la que el ajo debe tanto su fuerte olor como los beneficios que brinda, señala Women Fitness. La alicina forma parte de todos los tipos de ajo que se encuentran en el mercado, ya sea seco, fresco o en extracto. El ajo estimula el flujo de sangre al cuero cabelludo y purga las toxinas, afirma Soulful Beauty, además de que fortalece la hebra, le aporta brillo y la vuelve más resistente al quiebre. Adicionalmente, mejora la condición de las cabelleras resecas y controla la picazón del cuero cabelludo.

Alopecia areata

De acuerdo con dos estudios científicos diferentes, uno realizado en Irán y otro en Filipinas, el ajo induce el crecimiento del cabello en personas que sufren de un tipo de calvicie conocida como alopecia areata. En ambos estudios, un grupo de participantes utilizó un gel de ajo mezclado en su tratamiento habitual contra la alopecia areata; mientras que un segundo grupo, utilizó un tratamiento tradicional sin gel de ajo añadido. Después de aplicar los productos en el cuero cabelludo dos veces al día durante tres meses, el grupo que agregó gel de ajo a sus tratamientos mostraron una notable mejora en la regeneración del cabello en comparación en el grupo que no usó el producto de ajo.

Detalles del estudio

El estudio iraní del gel de ajo tuvo lugar en el Departamento de Dermatología, del Booali Sina Hospital de la Mazandaran University of Medical Sciences de Sari. Los resultados fueron publicados en línea el año 2007 por la U.S. National Library of Medicine. Entre los médicos involucrados en este trabajo se encuentran Z. Hajheydari, M. Jamshidi, J. Akbari y R. Mohammadpour. La dra. Alma Atilano Bautista de la U.S. Philippine Dermatological Society realizó un estudio similar, cuyos resultados fueron presentados en junio del año 2010 en el marco del VI World Congress for Hair Research llevado a cabo en Cairns, Australia.

Usos

Algunos champús ya están adicionados con ajo, sin embargo, es muy sencillo mezclar un poco de extracto en tu champú habitual que no está adicionado. Otra opción es aplicar el ajo fresco y crudo directamente en el cuero cabelludo, explica Soulful Beauty. Frota un diente de ajo -corta la superficie- en la zona que está experimentando pérdida de cabello severa o adelgazamiento. Deja que el producto se absorba durante 60 minutos y luego masajea la zona con un poco de aceite de oliva. Duerme con una gorra de baño y lava tu cabello como de costumbre por la mañana.

Reacciones alérgicas

El ajo tiene algunos efectos secundarios. Unos de los más comunes es el desarrollo de una reacción alérgica. Este problema es causa de quemaduras y erupciones cutáneas y puede surgir en personas que utilizan el ajo con fines terapéuticos o en quienes entran en contacto con sus líquidos mientras preparan alimentos. Lo mejor es no utilizar tratamientos tópicos con ajo en niños y bebés, ya que son más propensos a desarrollar quemaduras y erupciones. La reacción ocurre más frecuentemente con el ajo fresco que con el extracto, y por lo general desaparece por sí misma una vez que se suspende el uso o el contacto. Otras reacciones pueden incluir dolores de cabeza, sudoración, escalofríos, comezón, mareos, crisis asmáticas o flujo nasal.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por pei pei