¿Cómo el cuidado de acogida afecta la vida de los niños?

Hay más de 500.000 niños en el sistema de hogares de acogida en EE.UU., la mayoría de los cuales entran en el sistema durante la primera infancia. En la mayoría de los casos, los niños son colocados en hogares de guarda a causa del abuso o negligencia por parte de sus padres biológicos. Las dificultades que enfrentan estos niños se ven agravadas por el hecho de que la mayoría de ellos pasan tiempo en dos o más casas de acogida. Proporcionar un hogar de acogida estable es difícil, pero puede significar una gran diferencia para estos niños.

Problemas de apego

Según American Academy of Pediatrics' Committee on Early Childhood, Adoption and Dependent Care (el Comité de la Academia Americana de Pediatría para la Primera Infancia, Adopción y Cuidado Dependiente), el niño debe tener una relación con un adulto que eduque, proteja y fomente la confianza y la seguridad con el fin de convertirse en una persona psicológicamente sana. Los niños en hogares de acogida a menudo tienen dificultades para formar apegos debido al abuso o negligencia que han experimentado. Los niños entre las edades de 6 meses y 3 años de edad corren un riesgo especial porque han desarrollado apegos, por lo general con un cuidador abusivo o negligente, y carecen de la capacidad de expresar verbalmente sus sentimientos cuando enfrentan a un nuevo cuidador y entorno. Los bebés más pequeños suelen formar nuevos nexos con más facilidad si se les da la atención constante y amorosa.

Problemas de desarrollo

La mayoría de los niños en hogares de crianza han sufrido un traumatismo significativo durante su desarrollo temprano. Los efectos del abuso/negligencia, sumados a la necesidad de adaptarse a un nuevo entorno y nuevos cuidadores, a menudo conduce a la dificultad en el desarrollo de las etapas normales. Los niños en hogares de acogida a menudo gatean, caminan, hablan y alcanzan otros hitos en forma más lenta. Los padres deben tener una gran dosis de paciencia al cuidar a los niños acogidos. Toma ventaja de la formación de acogida de tu estado y el sistema de apoyo. Tienen un valor incalculable para ayudar a los padres sustitutos a entender los problemas típicos del desarrollo que enfrentan los niños en el sistema de cuidado de acogida.

Problemas educacionales

Los niños en hogares de acogida a menudo tienen dificultades en su educación. Además de las dificultades que todos los niños enfrentan y el aumento de la probabilidad de problemas de desarrollo, a menudo tienen dificultades para concentrarse en las tareas escolares a causa de la falta de seguridad que sienten. Esto es especialmente cierto en los niños que han pasado por varios hogares. Además, pueden pasar tiempo educativo pensando o soñando despiertos con su familia biológica, si siguen teniendo contacto con ellos o no. Con un ambiente estable y estímulo extra, estas dificultades educativas a menudo se pueden superar. Asegúrate de que los maestros sean conscientes de la situación del niño, incluidas las dificultades de desarrollo, y prepárate para abogar para que el niño reciba los servicios de educación especial que pueda necesitar.

Proceso de curación

A pesar que los efectos negativos de estar en este sistema, una familia amorosa estable también puede tener muchos efectos positivos en los niños maltratados y abandonados. El proceso de curación para estos niños es a menudo lento, pero por lo menos un adulto cariñoso que los ame incondicionalmente y se comprometa a satisfacer sus necesidades físicas y emocionales a largo plazo es el factor más importante para ayudarles a sobrellevar o superar los efectos del abuso y el abandono que han sufrido.

Más galerías de fotos



Escrito por dell markey | Traducido por barbara obregon