¿El cuerpo necesita descansar luego del entrenamiento?

El entrenamiento es necesario para aumentar la masa muscular y la fuerza, pero la actividad física excesiva puede afectar los resultados. Para aprovechar al máximo el entrenamiento, tu cuerpo debe descansar antes de hacer actividad física nuevamente. Si tu cuerpo no descansa los suficiente, el proceso será más lento y puedes lesionarte. Consulta a tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento.

Importancia del descanso

El descanso es fundamental para cualquier programa de entrenamiento porque los progresos tienen lugar cuando no estás en el gimnasio. En realidad, el entrenamiento provoca traumatismos en los músculos y esto se repara luego de la actividad, cuando el cuerpo descansa. Brindarle a tu cuerpo un poco de descanse le permite utilizar los nutrientes para reconstruir y reparar los músculos. Esto puede aumentar la masa y la fuerza muscular.

¿Cuánto descanso?

Determinar el descanso adecuado puede ser difícil ya que las necesidades varían según la persona. Sin embargo, el investigador sobre estado físico Lyle McDonald señala que el período de descanso óptimo para la mayoría de las personas es de unos cinco días. Esto significa que debes descansar durante cuatro días antes de volver a entrenar el mismo grupo muscular. Mientras tanto, puedes entrenar otros grupos musculares o directamente descansar.

Cómo mejorar el descanso a través de la nutrición

Puedes mejorar la recuperación a través de estrategias nutricionales. Lo que comes durante el período de recuperación posterior al entrenamiento incide en la rapidez con la que el cuerpo se recupera. El consumo de carbohidratos y proteínas luego del ejercicio puede estimular la síntesis de las proteínas en los músculos, lo que impulsa el crecimiento muscular, así lo indica una investigación publicada en diciembre de 2010 en "International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism".

Otras estrategias de recuperación

Además de la combinación de descanso y alimentación con proteínas y carbohidratos, puedes aprovechar al máximo el tiempo de recuperación mediante el descanso activo. Se prefiere el descanso activo sobre el estiramiento y el descanso absoluto para reducir la fatiga muscular, así lo establece una investigación de la edición de junio de 2007 de la revista "American Journal of Physical Medicine and Rehabilitation". El descanso activo consiste en ejercicios ligeros, como levantamiento sin pesas o trabajos aeróbicos livianos.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por valeria d'ambrosio