¿Tu cuerpo digiere los cacahuates?

El maní, o cacahuates, son un alimento altamente energético que contiene una gran cantidad de grasas saludables, proteínas y fibra, así como una amplia variedad de vitaminas y minerales. Tu cuerpo digiere los cacahuetes con los mismos procesos físicos y enzimáticos utilizados en otros alimentos que contienen una mezcla de nutrientes. A menos que tengas una alergia al maní o una condición médica preexistente que interfiere con los procesos digestivos, tu cuerpo debe ser capaz de digerir los cacahuetes sin dificultad.

Proteínas

Las proteínas digeribles representan aproximadamente el 25% del peso de los cacahuetes, informa el "Alternative field crops manual (Manual de cultivos alternativos)". La proteína del maní incluye todos los bloques de construcción de proteínas esenciales, o aminoácidos, que tu cuerpo requiere. La digestión comienza en el estómago y continúa en el intestino delgado, donde se produce la absorción de nutrientes. Una porción de 1 oz de cacahuetes tostados le proporciona a tu cuerpo, más o menos, 7 a 8 g de proteína.

Grasas

La "Alternative field crops manual" señala que del 42 al 52% del peso de los cacahuetes está compuesto por aceite. El aceite de maní se compone principalmente de grasas no saturadas, saludables para el corazón. Una porción de 1 oz de cacahuates contiene 14 a 15 g de grasa, de los cuales aproximadamente el 85% es mono y poliinsaturada. Al igual que con otros alimentos ricos en grasa, los cacahuates se queden en el estómago más tiempo que los alimentos bajos en grasa. Este fenómeno indica una adaptación fisiológica beneficiosa. Debido a que es un combustible rico en energía, la grasa es un producto metabólico precioso. La transferencia lenta del maní y otros alimentos grasos desde el estómago al intestino delgado ayuda a garantizar el tiempo suficiente para digerir completamente y absorber la mayor cantidad de grasas posible.

Fibra

Los cacahuetes no son verdaderos frutos secos, sino que son legumbres, el término técnico para los frijoles secos. Al igual que otras legumbres y verduras, el maní contiene una cantidad considerable de fibra vegetal. Tus intestinos no digieren la fibra de las plantas, independientemente de la fuente de alimento. Por esta razón, es posible que de vez en cuando observes restos fibrosos de cacahuetes en las heces, un día o dos después de consumirlos. Sin embargo, la presencia de estos restos de fibra no indica la falta de digestión de otros nutrientes en estos frutos secos.

Advertencia

Aunque los cacahuetes son normalmente digeridos por el tracto digestivo humano, las alergias y ciertos problemas gastrointestinales pueden interferir con la distribución normal y la absorción de diversos alimentos. Si experimentas náuseas, vómitos, dolor abdominal, exceso de gases intestinales, diarrea, estreñimiento, urticaria u otros síntomas inexplicables después de comer cacahuetes, habla con tu médico. Si experimentas dificultad para respirar, llama al 911.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por sofia loffreda