¿Qué le hace al cuerpo consumir mucha proteína?

Las dietas altas en proteínas atraen a los atletas, culturistas, personas que hacen dieta y otros. Con base en la teoría de que comer más proteínas mientras se limitan los carbohidratos obliga al cuerpo a quemar grasa, las dietas altas en proteínas facilitan la pérdida de peso rápida, pero las opiniones varían acerca de su seguridad y resultados a largo plazo. Que el cuerpo tolere más proteínas depende, en parte, de la salud general de la persona y de los alimentos específicos permitidos en el plan.

Requisitos de proteínas

La proteína, un componente de todas las células, órganos y tejidos en el cuerpo, debe ser repuesta diariamente. Un adulto sano necesita un promedio de 50 gramos por día, una meta que puede ser fácilmente satisfecha al comer una dieta balanceada que incluya carne, pescado, aves, huevos, frijoles, legumbres y productos lácteos, según los Centros para el control y la prevención de enfermedades. Los pacientes con bypass gástrico, por otro lado, necesitan entre 60 y 80 gramos de proteína por día por el resto de sus vidas para prevenir la pérdida de cabello y la masa muscular, por lo que este grupo debe continuar comiendo una dieta baja en grasas, alta en proteínas y tomar suplementos vitamínicos y minerales para el éxito a largo plazo, de acuerdo con un artículo publicado en la edición de septiembre 2008 de la "Cirugía para la obesidad y enfermedades relacionadas."

Dietas altas en proteínas

Las dietas altas en proteínas, incluyendo Atkins, Protein Power, Stillman, Zone and Sugar Busters, instruyen a personas que hacen dieta a comer generosas cantidades de carne, pescado, aves, huevos y productos lácteos mientras que limitan los carbohidratos. Algunos planes permiten comer granos, frutas y verduras, mientras que otros sólo incluyen verduras sin almidón y fuentes de proteínas. Algunos planes hacen hincapié en proteínas bajas en grasa, mientras que otros permiten las carnes grasas, tales como salchichas y tocino.

Riesgo de dañar los órganos

De acuerdo con el CDC (por sus siglas en inglés: Centro de control de enfermedades), la mayoría de la gente come más proteínas de las que necesita, sin efectos nocivos. Sin embargo, las personas con ciertas enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad hepática o la enfermedad renal pueden necesitar limitar las proteínas para evitar daños en las funciones de sus órganos. Comer una dieta rica en proteínas aumenta la cantidad de productos de desecho que deben ser filtrados por el hígado y los riñones. Los pacientes con enfermedades crónicas, así como las mujeres embarazadas y las madres lactantes, deben consultar con su prestador de servicios médicos antes de aumentar su ingesta de proteínas.

Aumenta el peso

Según Katherine Zeratsky, RD, LD, de la Clínica Mayo, los fabricantes aseguran que los licuados de proteínas disminuyen la grasa corporal o la pérdida de peso de no haber sido fundamentadas. Consumir más proteínas de las que el cuerpo necesita aumentará la ingesta de calorías, lo que contribuye al aumento de peso, si el aumento de la ingesta proviene de grasas, carbohidratos o proteínas. Consumir 500 calorías adicionales cada día, independientemente de la fuente, causas el aumento de 1 libra durante el período de una semana, exactamente produce el deseo contrario de una persona a dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por shirley marisel rollano