¿Qué hace para el cuerpo caminar sobre una superficie inclinada?

Los muchos beneficios de caminar incluyen una mejora en la función cardíaca y pulmonar, junto con una mayor capacidad para quemar el exceso de peso y grasa corporal. Comparado con correr, caminar sobre un terreno plano es una actividad de intensidad baja. A diferencia de correr, caminar coloca un menor nivel de tensión en las articulaciones inferiores del cuerpo.

Músculos utilizados

Caminar utiliza muchos grupos musculares. Conforme tu pierna se extiende hacia adelante, tus cuádriceps, que están al frente de tus muslos, se contraen para ampliar, o enderezar la pierna en la articulación de la rodilla. Después de que la pierna delantera aterriza, tus nalgas se contraen en la pierna delantera mientras se adelanta la pierna trasera. Tus pantorrillas se contraen cada vez que levantas el talón del suelo o superficie. Al caminar cuesta arriba, los flexores de la cadera trabajan más duro para levantar las rodillas para caminar sobre una superficie inclinada. Hay un aumento de la resistencia en las nalgas para doblar y extender las piernas. Al caminar sobre un terreno plano, tu cuerpo es perpendicular a la superficie. Al caminar sobre una superficie inclinada, tu abdomen debe contraerse para mantener tu cuerpo erguido y evitar arquear la espalda para que tu cuerpo no esté perpendicular a la superficie inclinada.

Efecto en las articulaciones

Caminar es una actividad de bajo impacto porque tu cuerpo no está en el aire. Las articulaciones inferiores del cuerpo, incluyendo las caderas, las rodillas y los tobillos no tienen que absorber una mayor fuerza cuando tus pies aterrizan. Esto representa menos riesgo de lesiones del cuerpo inferior que ocurren con el estrés que se genera al correr.

Efecto cardiovascular

Según Running Competitor Network, caminar cuesta arriba utiliza los mismos patrones de motor que correr. Esto pone una intensidad sobre el sistema cardiovascular casi equivalente al correr y superior al caminar sobre un terreno plano. El aumento en la intensidad conduce a mejorar las funciones del corazón y los pulmones resultando en un menor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Calorías quemadas

Como un actividad de soporte de peso, tu cuerpo quema calorías en proporción a tu peso corporal. Un individuo de 130 libras quema 224 calorías por hora caminando sobre una superficie plana a 3,5 millas por hora. Una persona de 205 libras quema 354 calorías por hora. El mismo individuo de 130 libras quema 354 calorías por hora caminando cuesta arriba a la misma velocidad, debido al aumento de intensidad. Una persona de 205 libras quema 558 calorías por hora caminando cuesta arriba. El American Council on Exercise afirma que caminar cuesta arriba es la mejor actividad para quemar grasa y formar músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por mariana groning