¿Qué puede hacer por el cuerpo una bicicleta fija?

Las bicicletas fijas son simples y de bajo costo y te permiten tener un entrenamiento vigoroso, incluso cuando el clima en el exterior es frío y con nieve. Al igual que otras formas de ejercicio, la principal razón para usar una bicicleta fija es el disfrutar una serie de beneficios para la salud. Estos beneficios incluyen la mejora de tu salud cardiovascular, ayuda para que endurecer los músculos y ayuda para perder peso.

Aptitud cardiovascular

El uso de una bicicleta fija es una forma de ejercicio cardiovascular, es decir que tu corazón late más rápido y tus pulmones toman más oxígeno. A corto plazo, los efectos que sentirás pueden incluir la falta de aire o sudoración. A largo plazo, el entrenamiento cardiovascular significa que tu corazón se volverá más fuerte y será capaz de bombear más sangre. También es posible que puedas tomar más oxígeno y que te resulte más fácil respirar con el tiempo. En general, el ejercicio cardiovascular puede reducir la presión arterial, reducir el riesgo de un derrame cerebral y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Pérdida de peso

Usar una bicicleta fija también quema calorías, lo que puede llevar a la pérdida de peso. La intensidad de tu entrenamiento, así como tu peso, pueden afectar la cantidad de calorías que quemes. Una persona de 160 libras quemará alrededor de 438 calorías por hora pedaleando a un ritmo de 10 kilómetros por hora. En tanto que una persona de 180 libras quemará aproximadamente 492 calorías, pedaleando al mismo ritmo y con la misma cantidad de tiempo. Puesto que necesitas quemar 3.500 calorías para perder 1 libra de grasa, el uso de la bicicleta fija te ayudará a bajar de peso con varias sesiones de ejercicio.

Tonificación muscular

El uso de una bicicleta fija no sólo significa ejercicio cardiovascular; es también un ejercicio de resistencia, lo que significa que podrás intensificar el tono muscular en la parte inferior del cuerpo, incluyendo las piernas, los glúteos y los flexores de la cadera. La clave consiste en añadir la cantidad correcta de resistencia. Si configuras la perilla de tensión en el conjunto de tu bicicleta en el modo más sencillo, será muy fácil pedalear, pero no tendrás suficiente resistencia para ayudarte a endurecer tanto como lo harías si la configurarás a una tensión mayor.

Forma segura de ejercitarse

Las bicicletas fijas, como su nombre indica, no se mueven. Si no te sientes cómodo o eres lo suficientemente ágil como para andar en una bicicleta en movimiento alrededor del tráfico, la bicicleta fija te ofrece la oportunidad de ejercitar tu cuerpo en un ambiente seguro. Asimismo, te ofrece la oportunidad de hacer ejercicio cuando las condiciones al aire libre no lo permiten. Si tienes una lesión en la parte superior del cuerpo o una movilidad limitada, la bicicleta fija puede ofrecerte la oportunidad de mejorar tu condición física cardiovascular, perder peso y edificar los músculos, ayudando a mejorar tu salud general de una manera que tal vez podrías no haber sido capaz.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por ana karen salgado beltrán