4 razones por las cuales los padres deben darle mesada a sus hijos

Si tu hijo es como la mayoría, tiene una larga lista de artículos que quisiera tener. Concebir un sistema de mesada para tu hogar en el que tu hijo gane una cierta cantidad de dinero cada semana es una buena manera de proporcionarle un poco de dinero para sus gastos. Además de ayudarlo a alcanzar sus metas materiales, hay cuatro beneficios adicionales de darle a tu hijo una mesada.

Habilidades para tomar decisiones

Cuando le das a tu hijo cierta cantidad de dinero cada semana, le enseñas a planificar para obtener ese juguete u objeto que su corazoncito tanto desea. En la mayoría de los casos, probablemente no podrá comprar lo que quiere con una o dos semanas mesada. Esto lo impulsa a hacer un plan para calcular cuánto tiempo le tomará para alcanzar su objetivo. Esto también le ayudará a aprender a decidir qué es lo que quiere comprar de entre dos o tres opciones diferentes en los aparadores de las tiendas. Mientras evalúa los pros y los contras de cada artículo que quiere, estará fortaleciendo sus habilidades para tomar decisiones acerca de cómo y cuándo gastar el dinero que ganó tan arduamente.

Ahorrar dinero

Cuando tu hijo puede contar con una cantidad predeterminada de mesada cada semana, puede comenzar a ahorrar dinero para los artículos que realmente quiere. Muchos niños se sienten tentados a malgastar el escaso dinero de su mesada tan pronto como se lo entregues, pero la mayoría aprende rápidamente que pueden obtener cosas mejores y más deseables si se resisten a la tentación de derrocharlo. Podrías estimular a tu hijo a ahorrar a la mitad de su mesada y gastar la otra mitad. Esto le permitirá tener una gratificación instantánea, así como planear compras futuras.

Independencia

Cuando tú tienes todo el dinero, tienes control total sobre lo que tu hijo puede o no puede comprar. Darle su propio dinero en la forma de una cantidad semanal le otorga una pequeña cantidad de independencia en sus compras. Cuando llega a decidir en qué va a usar su dinero, logra un poco de independencia, misma que necesitará para cuando crezca y tenga que tomar decisiones más importantes sobre el dinero. Si compra algo que, en última instancia, lo decepciona aprenderá también a aceptar la responsabilidad de tomar decisiones más sabias en el futuro.

Relación entre el trabajo y la paga

Si decides asignarle tareas a tu hijo a cambio de su mesada, esto le puede enseñar que sus hábitos de trabajo tienen una influencia directa sobre cuánto dinero es capaz de ganar. Para que esto funcione bien, elige tareas que vayan más allá de sus responsabilidades cotidianas como hacer su propia cama y poner su ropa sucia en el cesto. Podrías pedirle que barra el piso de la cocina una vez al día, alimente al perro y ponga la mesa. Si completa exitosamente sus tareas cada día durante toda la semana, recibirá su paga completa. Si no hace sus quehaceres, su mesada debe ser retenida. Con el tiempo, probablemente completará sus tareas lo mejor que pueda para poder ganar la máxima cantidad de dinero. Conforme vaya creciendo, esa habilidad le ayudará a salir adelante cuando consiga su primer trabajo real.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por jorge escobar