Cuatro importantes beneficios de los carbohidratos

The Institute of Medicine informa que del 45 al 65 por ciento de las calorías que tomas cada día provienen de fuentes de carbohidratos. Los carbohidratos proporcionan energía y ayudan con el control de peso. También benefician a tu corazón y promueven un sistema digestivo saludable. Los carbohidratos integrales son especialmente nutritivos ya que aportan fibra dietética, que puede ayudar a mantener el colesterol bajo control.

Energía

Los carbohidratos son la fuente principal de combustible de tu cuerpo. Cuando los tomas en los alimentos, tu cuerpo los descompone en azúcares y almidones y los absorbe en el torrente sanguíneo. En este punto, se convierten en glucosa, o azúcar en la sangre. Tu cuerpo necesita glucosa para tener la energía para realizar de todo, desde la respiración hasta el entrenamiento con pesas. Además, el cerebro necesita glucosa para funcionar correctamente. Si no tomas los suficientes carbohidratos, puedes tener debilidad, ser letárgico e incapaz de concentrarte en las tareas.

Control de peso

Los carbohidratos son a menudo acusados de la ganancia de peso, pero la verdad es que son cruciales para el control de peso saludable. The Centers for Disease Control and Prevention recomienda obtener 14 gramos de fibra por cada 1000 calorías que consumes cada día. Las únicas fuentes de fibra se encuentran en los carbohidratos, así que es casi imposible obtener la suficiente fibra dietética en una dieta baja en carbohidratos. Los alimentos ricos en fibra añaden volumen a tu dieta, haciendo que te sientas lleno más rápidamente y satisfagas tu apetito por más tiempo. Los alimentos ricos en fibra son generalmente bajos en calorías, así que obtener la suficiente fibra puede ayudarte a perder peso.

Salud del corazón

La fibra dietética previene que el colesterol se acumule en tus arterias y desarrolle obstrucciones peligrosas que pueden conducir a un ataque cardíaco o accidente cerebro vascular. Comer alimentos integrales, tales como fruta fresca, verduras, trigo, avena, salvado y quinua, te proporciona la fibra valiosa que puede proteger el corazón y que te mantiene sintiéndote mejor. Evita los carbohidratos simples, tales como los pasteles, las galletas, los productos elaborados con harina blanca y los alimentos procesados, que son generalmente bajos en fibra y con frecuencia alta en grasas y azúcares.

Mejoramiento de la digestión

Obtener suficientes carbohidratos ricos en fibra puede ayudar a prevenir los problemas digestivos como el estreñimiento e indigestión. La fibra insoluble, el tipo de fibra que no se descompone durante la digestión, es también conocida como fibra. Esto empuja a otros alimentos a lo largo de tu tracto digestivo, acelerando el proceso de la digestión. Esto también agrega volumen a tu heces, haciendo que sean más fáciles de pasar en los movimientos intestinales. Sin un consumo suficiente de hidratos de carbono, puede que no tengas suficiente fibra para mantener el funcionamiento regular de tu sistema digestivo.

Más galerías de fotos



Escrito por maia appleby | Traducido por valeria garcia