Las cuatro etapas de una relación abusiva

Las cuatro etapas de una relación abusiva también se conocen como el ciclo de abuso, que es una teoría de ciclo social desarrollada por Lenore Walker en la década de los setentas para explicar los patrones de comportamiento en una relación abusiva. La teoría de Walker se basa en la idea de que una vez que se crean relaciones abusivas, se caracterizan por sus patrones repetitivos. Este concepto de ciclo de abuso es usado ampliamente en las opciones de tratamiento de los programas de violencia doméstica estadounidenses.

Etapa de acumulación de tensión

La tensión va creciendo justo antes de que ocurra abiertamente un acto abusivo. Esta etapa incluye comportamiento pasivo agresivo en la parte del abusador, comunicación pobre y el incremento de estrés palpable entre dos personas. La víctima por lo general teme hacer enojar a su pareja. De esta manera, en esta etapa, las víctimas generalmente tratan de cambiar su comportamiento para prevenir detonar las tendencias de su pareja hacia la violencia y el abuso.

Etapa de incidente de abuso

La etapa más abiertamente abusiva de una relación abusiva incluye el incidente mismo. La etapa de incidente de abuso, como lo sugiere su nombre, conlleva un abusador tratando de dominar a su pareja (la víctima) a través de actos de violencia doméstica, como patear, pegar, empujar, morder y arrojar objetos. Los incidentes de abuso también incluyen abuso sexual, abuso emocional, acoso, negligencia, privación económica, intimidación y otros comportamientos extremadamente controladores.

Etapa de reconciliación

En la etapa de reconciliación, el abusador se disculpa por hacerle daño a su víctima, es sobre afectuoso y cariñoso o escoge ignorar los incidentes de abuso o culpar a la víctima de alguna manera. Estos eventos generalmente son clasificados como la fase de luna de miel. En esta etapa, el abusador hará parecer como si la violencia hubiera terminado, asegurándole a la víctima que tales incidentes no volverán a ocurrir otra vez y que el abusador cambiará. El abusador generalmente siente emociones abrumantes de tristeza y culpa o por lo menos pretende sentirse así. Algunos abusadores incluso amenazan con suicidarse para prevenir que la víctima lo abandone. La mayoría de los abusadores llenan a las víctimas con amor, comprándoles regalos caros y tratándolas con cariño extra.

Etapa de calma

La etapa de calma se piensa que es una extensión de la etapa de reconciliación. Durante la etapa de calma, el abusador realmente trata de ser amable con la víctima y hace lo mejor que puede para restringirse de lastimar a esta persona. La relación abusiva se vuelve relativamente calmada y pacífica durante esta fase, que generalmente convence a la víctima de que el abusador realmente ha cambiado. Los conflictos inevitablemente surgen, sin embargo, lo que lleva otra vez a la etapa de acumulación de tensión de una relación.

Más galerías de fotos



Escrito por ripa ajmera | Traducido por monica del valle